Rotundas victorias del Baskonia y del Real Madrid, colíderes, en Euroliga

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Rotundas victorias del Baskonia y del Real Madrid, colíderes, en Euroliga
El Baskonia superó a la Virtus de Scariolo.
El Baskonia superó a la Virtus de Scariolo.
Profimedia
El Baskonia se acuesta este jueves colíder de la Euroliga tras su victoria en casa ante la Virtus de Bolonia por 90-79. El Real Madrid, por su parte, también sumó un importante triunfo frente al Villeurbanne para no descolgarse en demasía de la cabeza.

Baskonia-Virtus Bolonia 90-79

Aunque sea con otros cuatro equipos más, pero los vitorianos lideran, tras 15 jornadas, Europa, donde están de dulce después de sumar su quinto triunfo consecutivo. Marinkovic, con 22 puntos, fue el máximo anotador de un partido que controlaron desde el salto inicial. 

Fue en el segundo cuando dieron el definitivo estirón al vencer el parcial 28-17 gracias a una mejoría en el tiro exterior y a un 11-0 que puso de los nervios a Scariolo en su regreso a Vitoria. 

Shengelia, otro ex del Baskonia, fue el que tiró del carro de los italianos, pero sus 15 puntos fueron inofensivos por sus malos porcentajes en tiros de 2 (4/12). Belinelli, con 13 y Mannion, con 11, le acompañaron en la anotación y ayudaron a ponerse a 6 (78-72) a cuatro del final. En ese momento, el Baskonia jugó de modo más inteligente para salvaguardar el triunfo. 

Todas las estadísticas del partido, en este enlace: Baskonia-Virtus.

Real Madrid-Villerbaunne 92-73

No se podían permitir los de Chus Mateo un nuevo tropiezo en la competición continental y salieron mentalizados para ganar a los franceses. No tardaron demasiado en demostrarlo después de un intercambio de canastas entre Musa y De Colo. La entrada en acción de Yabusele fue un preámbulo de lo que esperaba en un segundo cuarto donde los blancos avasallaron con su físico al rival con una agresiva defensa y una fluidez ofensiva tremenda de la que disfrutaron Rudy y Deck, que volvían de sendas lesiones. 

La temida relajación llegó poco antes del descanso y los galos maquillaron el marcador. Había que volver a apretar los dientes y recuperar el juego interior, donde Fall ya no estaba por lesión.  Poirier (19 puntos y 6 rebotes) campó a sus anchas y la diferencia se acercó a los 20 puntos. 

Pero otra vez bajaron la intensidad, provocaron el malestar de Mateo y dejaron vivo al Villerbaunne. No por demasiado tiempo, eso sí, porque fue apretar otra vez en defensa y abrir un hueco, ahora sí, definitivo para la victoria. 

Todas las estadísticas de partido, en este enlace: Real Madrid-Villerbaunne