El Real Madrid convierte el infierno turco en un parque de atracciones (71-85)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El Real Madrid convierte el infierno turco en un parque de atracciones (71-85)
Deck, clave en el primer tiempo
Deck, clave en el primer tiempo
@realmadrid
Los blancos fueron muy superiores durante casi todo el partido, aunque el arranque del tercer cuarto, donde Dzanan Musa activó su cañón particular, resultó determinante para dejar sin opciones al rival pese al liderazgo de Johnathan Mothley.

El Real Madrid sabía lo que le esperaba en su visita al Fenerbahçe. El Ülker Sports Arena de Estambul es un escenario donde tan solo sobreviven quienes son capaces de aguantar la presión. Y en la plantilla del equipo de Chus Mateo hay jugadores con experiencia sobrada para resistir ante los turcos, capaces de ganar nueve de los 10 primeros partidos de la Euroliga y todos los disputados como local (la única derrota, en la pista del Barcelona). 

Pese al apoyo local, fueron los visitantes quienes arrancaron mucho mejor y, además, protagonizaron el primer parcial importante del encuentro. Vencían por cuatro los españoles (11-15) cuando consiguieron un 0-10 letal que abrió una brecha nada desdeñable, no solo por la cantidad sino por la precocidad. El líder, antes de alcanzar el segundo cuarto, perdía ya por 14 unidades (11-25), aunque recortaron distancias en el electrónico justo antes de que se cumpliera el décimo minuto (gracias a un 5-0).

Motley, pesadilla con final feliz

Los otomanos, incapaces de encontrar su mejor versión antes del descanso, resistieron a través del comodín Johnathan Motley, que anotó prácticamente la mitad de los puntos de su equipo (16 de 34). El estadounidense, más allá de su acierto de cara a canasta, capturó también cinco rebotes en el primer tiempo. Su gran hacer fue eclipsado por una actuación mucho más coral por parte del cuadro rival, que se marchó al vestuario con 12 de ventaja gracias a los triples de Llull y Hezonja.

El argentino Deck, quien ya explicó en la rueda de prensa previa al duelo la importancia de "defender con mucha energía" y de "buscar siempre la mejor opción" en ataque, terminó el encuentro como uno de los más destacados del plantel dirigido por Mateo. De hecho, llegó al intermedio como el máximo realizador del Real Madrid (10), aunque Dzanan Musa lideró para los suyos al final del choque (18 en total, además de cuatro rebotes y seis asistencias). Frenar a Calathes fue otro de los éxitos de los visitantes.

Un triunfo de categoría

El tercer cuarto empezó todavía mejor de lo que terminó el segundo. Y eso que no era sencillo. El mayor reto era silenciar al infierno turco, como sucedió en apenas unos instantes. El calor se transformó en frío y la fiesta de Musa, que anotó dos de los cuatro triples tras cuatro minutos, estalló. El entrenador local se vio obligado a pedir un tiempo muerto para frenar el vendabal del equipo de la Liga Endesa, capaz de gozar de una renta de 23 puntos (41-64) y de convertir el infierno turco en un parque de atracciones.

Una de las trabas a las que se enfrentaron los blancos, porque tampoco iba a ser todo una celebración, tuvo lugar cuando Tavares cometió su cuarta falta (con la técnica de propina). Como era de esperar, el Fenerbahçe apretó en el último cuarto y consiguió acercarse de forma progresiva y muy moderada, aunque sin romper la barrera de la decena (71-85 al final). Los esfuerzos de remontar no fueron suficientes, si bien el consuelo para los locales es que aún lideran en solitario.

 

Jugador Flashscore del encuentro: Dzanan Musa.

 

Puedes consultar todas las estadísticas del partido, como siempre, en Flashscore: Fenerbahçe - Real Madrid.