Déjà vu en el Mundial de balonmano: España y Dinamarca vuelven a verse en semifinales

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Déjà vu en el Mundial de balonmano: España y Dinamarca vuelven a verse en semifinales

España y Dinamarca buscarán el pase a la final.
España y Dinamarca buscarán el pase a la final.RFEBM
España y Dinamarca se cruzan otra vez en semifinales, al igual que en los últimos tres grandes eventos internacionales, rememorando todavía el recital táctico de Jordi Ribera el año pasado en territorio húngaro

No, no hablamos de Matrix; nos referimos al choque de este viernes, a partir de las 18:00 horas, entre los Hispanos y Dinamarca en las semifinales del Campeonato del Mundo de Suecia y Polonia 2023 que se celebra en el ERGO Arena de Gdansk. Déjà Vu porque en las últimas tres grandes citas internacionales –Campeonato del Mundo de Egipto 2021, Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y Campeonato de Europa de Hungría y Eslovaquia 2022– españoles y daneses se han visto las caras en semifinales, lo que habla a las claras de la regularidad de ambos conjuntos, seguramente los grandes dominadores del panorama balonmanístico en el último lustro.

Y lo que se avecina es una batalla táctica sin precedentes... Porque Dinamarca afronta el choque herida en su orgullo. Desde que Jordi Ribera se hizo cargo del equipo español en octubre de 2017, Dinamarca había superado a los Hispanos en todos y cada uno de sus choques... hasta el año pasado, en las semifinales del Campeonato de Europa de Hungría y Eslovaquia 2022. Aquel día, el conjunto escandinavo sufría en sus carnes un recital táctico, diseñado por Jordi Ribera y ejecutado por sus hombres, para anular por completo a una de las mejores plantillas del planeta, liderada por el mítico Mikkel Hansen.

Desde el punto de vista físico, resulta indudable que Dinamarca afronta el compromiso de semifinales en mucho mejor estado que el equipo español. Ayer, sin ir más lejos, el equipo dirigido por Nikolaj Jacobsen se deshacía de Hungría en una eliminatoria plácida (40-23) que no supuso desgaste alguno para el conjunto escandinavo. España, por su parte, hizo frente a 80 largos minutos de partido para derrotar a Noruega.

Además, Dinamarca presenta una plantilla difícilmente mejorable, en la que destacan dos nombres por encima del resto: Mikkel Hansen, el jugador franquicia de los daneses en la última década; y su sucesor natural, Mathias Gidsel. Junto a ellos, una pléyade de jugadores de primer nivel como Niklas Landin o Kevin Møller en portería; Simon Pytlick, un central que ha crecido a pasos agigantados en este torneo; Magnus Saugstrup como referencia en el pivote; o el joven extremo Emil Jakobsen.

Hoy, el combinado español ha hecho frente a una necesaria y merecida jornada de descanso. Los jugadores han disfrutado de la mañana libre, más allá del Media Day concertado con la prensa desplazada a Gdansk; y por la tarde han trabajado por espacio de 70 minutos a las órdenes de Jordi Ribera, antes de analizar en vídeo a su oponente en el día de mañana.

El histórico entre españoles y daneses refleja un total de 48 partidos, con un balance que favorece ligeramente a Dinamarca: 21 partidos ganados por los Hispanos, 3 empates y 24 derrotas. La última de ellas, de hecho, sufrida el pasado mes de octubre en el Royal Arena de Ørestad (39-31), en la primera jornada de la EHF EURO Cup 2024.