Las Guerreras naufragan ante la República Checa y se jugarán el pase contra Países Bajos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las Guerreras naufragan ante la República Checa y se jugarán el pase contra Países Bajos
Paula Arcos intenta lanzar a puerta ante Chequia
Paula Arcos intenta lanzar a puerta ante Chequia
Profimedia
Mal partido de España que se vio desarbolada por las checas durante todo el partido y cayó con claridad: 30-22. Jerabkova con nueve goles y la portera Kuvleckova, que tuvo un acierto del 46% y fue elegida MVP del encuentro, fueron claves. Paulina Pérez Buforn, la mejor de España con seis goles de nueve lanzamientos. Una victoria o un empate de Brasil ante Chequia nos permitiría pasar a cuartos con una igualada contra Países Bajos. En el caso de que eso no ocurra, España tiene que ganar a las neerlandesas por al menos cuatro goles de diferencia para continuar en competición.

Las Guerreras tendrán que jugarse el pase a cuartos de final el domingo ante Países Bajos y esperar. El día malo que se tiene en todo campeonato ha llegado ante la República Checa, justo en el momento más inoportuno. Ha ocurrido en un partido con muchas imprecisiones y demasiados fallos en ataque el que la más acertada ha sido la ibicenca Paulina Pérez Buforn, que no parece que esté debutando en un gran campeonato con España.

Después de una trayectoria inmaculada, con cuatro victorias en cuatro partidos disputados, la derrota provoca que haya una auténtica final ante las neerlandesas para conseguir el pase a cuartos y, lo que es igual o más importante, el acceso al Preolímpico. Países Bajos es una selección que no se nos da especialmente mal, si bien nos privó de ganar el campeonato del Mundo en 2019 por la mínima y con polémica. 

Las neerlandesas, de hecho, derrotaron con contundencia a las checas por 33-20 en la fase de grupos. Pero las Guerreras nunca se rinden y venían con una trayectoria ascendente que se quebró ante las centroeuropeas y toca recuperar.

Siempre a remolque

España estuvo a remolque de la República Checa en todo momento. Las centroeuropeas lideradas por Charlotte Cholevová (ocho goles) Marketa Jerabkova (nueve) y Veronika Malá (siete) martillearon continuamente la meta de Merche Castellanos y Darly Zoqbi mientras la defensa española no podía descifrar su ataque. Por no hablar de la inspiración que tuvo la portera Petra Kucleckova, que hizo 16 paradas, que desquiciaron a las de Ambros Martín. 

En España, además de Paulina (seis dianas), hay que destacar los cuatro goles de Sole López y los tres de Marta López, que se acaba de incorporar al Campeonato del Mundo, sin que exista lesión de por medio. Las dos malagueñas estuvieron activas en los extremos aunque su esfuerzo no sirvió para doblegar a las checas.

España no depende de sí misma

Además de la derrota en sí, las consecuencias de la misma son duras, ya que España no depende de sí misma al cien cien. Para evitar sustos hay que ganar a la neerlandesas y nos conviene que Brasil derrote a las checas para que siga vivo el sueño mundial y olímpico. Las brasileñas pueden ganar perfectamente a las centroeuropeas, pero tienen lesionada a su mejor jugadora Ana Paula, y ya están clasificadas para París 2024. No obstante, si ganamos por al menos cuatro goles de diferencia a Países Bajos, o por tres si el tanteador es superior a 28, no dependeríamos del resultado del Brasil-Chequia. También nos valdría un empate si las sudamericanas derrotan a las centroeuropeas.

Las plazas del preolímpico dependiendo de los resultados podrían llegar a la novena o décima posición dependiendo de las selecciones que accedan a cuartos, pero no conviene fiarlo todo a una hipótesis tan incierta.