Álex Baena, tras su renovación: "El Villarreal es mi casa y quiero ser feliz aquí"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Álex Baena, tras su renovación: "El Villarreal es mi casa y quiero ser feliz aquí"
Álex Baena, durante un partido contra el Girona, su exequipo
Álex Baena, durante un partido contra el Girona, su exequipo
AFP
Álex Baena (21) ha renovado su contrato con el Villareal hasta 2028. El centrocampista almeriense, después de jugar cedido en el Girona la pasada temporada, se ha destacado a su regreso como uno de los futbolistas con más presente y futuro de los Groguets. De ahí la apuesta del club por su ampliación de contrato.

Llegó con 11 años al Villarreal y ya ha pasado una década en la que ha ido progresando hasta debutar con el primer equipo y asentarse en él. Entre agradecido y emocionado, Baena, acompañado de la plana mayor de la entidad castellonense, ha hablado sobre su renovación por cinco temporadas más. 

"Me siento muy feliz y orgulloso. No me imaginaba seguir aquí tantos años después. Estoy muy contento de estar aquí con mi familia. Siempre soñé con llegar hasta aquí, jugar con el primer equipo y seguir en este club, que es mi casa y lo seguirá siendo durante los próximos años", ha acertado a decir el centrocampista. 

Como tantos otros canteranos, caso de Pau Torres (26) que salió al Málaga, Baena también tuvo que emigrar temporalmente, en su caso a Girona, antes de afianzarse en la primera plantilla. Y le vino de fábula. "Sabía que tenía que hacer un buen año para poder volver. Lo conseguí y ahora tengo la suerte de estar otra vez aquí en la plantilla del primer equipo, compitiendo con mis compañeros, que son buenísimos y tengo que trabajar mucho para intentar ganarme el puesto y la confianza del entrenador". 

Ahora quiere más. Espera "seguir luchando por cosas importantes. Quiero ser feliz aquí, encontrar mi mejor fútbol y poder conseguir otro título en este club". De momento, están lejos en una convulsa campaña tras la salida de Emery y la llegada de Setién, al que ahora sí le están acompañando los resultados. "Estamos donde queremos, cerca de los puestos de Champions. Era el objetivo que nos habíamos marcado al principio: pelear ahí. Estamos contentos, pero debemos seguir. No podemos fallar, porque los de arriba no lo hacen". 

Por último, Baena tuvo unas cariñosas palabras en memoria del vicepresidente José Manuel Llaneza. "Siempre ha sido una persona muy especial para mí. El Villarreal no estaría donde está sin él. Es un emblema del Villarreal. Siempre lo tenemos muy presente. Para mi familia y para mí, era fundamental. Nos ayudaba mucho. Estamos agradecidos porque siempre nos cuidó mucho y gracias a él hoy puedo estar aquí dando esta rueda de prensa", ha concluído agradecido.