Aldama brilla, Willy no juega y tanto Garuba como Ibaka siguen sumando minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Aldama brilla, Willy no juega y tanto Garuba como Ibaka siguen sumando minutos
Otra gran noche para Aldama
Otra gran noche para Aldama
Profimedia
El pivot de Memphis Grizzlies volvió a ser el español más destacado en la jornada de la NBA: pese a que fue suplente por segunda vez consecutiva, disputó 23 minutos y seis segundos, anotó 15 puntos y capturó siete rebotes.

Santi Aldama tuvo un papel principal en la victoria de los Grizzlies contra Oklahoma City Thunder (121-110). El canario volvió a demostrar por qué debe seguir teniendo este rol con otra actuación sobresaliente; no se quedó muy lejos de sumar el que hubiese sido su segundo doble-doble de la temporada. Por quinto partido consecutivo, cogió siete rebotes, una cifra nada desdeñable y una curiosidad que no pasa desapercibida.

Frente a New York Knicks, aunque es cierto que estuvo en pista durante casi 40 minutos (38:59), sumó 18 puntos y capturó 11 rebotes, uno más que frente a Washington Wizards, aunque ese día no estuvo tan acertado de cara al aro rival (cuatro puntos). Desde que arrancó la competición a nivel oficial, este último partido ha sido el tercero con mayor registro de anotación -junto a la reciente derrota ante el equipo mencionado en este mismo párrafo-.

Todas las estadísticas de Aldama y el resto de jugadores, aquí.

Peor suerte para el resto

El buen hacer de Aldama también se tradujo en victoria, lo que convierte la noche en prácticamente perfecta, pero no pueden decir lo mismo ni Usman Garuba ni Willy Hernangómez ni Serge Ibaka. Más allá de que no podemos hablar de ninguna participación sobresaliente a nivel individual de ninguno de ellos, tampoco hay demasiado para rascar en el aspecto colectivo. Los Rockets, los Pelicans y los Bucks cayeron derrotados frente a Indiana Pacers, Boston Celtics y Philadelphia 76ers respectivamente.

El mayor de los Hernangómez, MVP del Eurobasket, ni siquiera pudo saltar a pista, algo que tampoco sorprende a estas alturas de la temporada (ya son 12 encuentros). Garuba, por su parte, acarició los 20 minutos (19:59) sin pasar de los cuatro puntos, el doble de los que sumó Ibaka en el tiempo que estuvo sobre el parqué (07:15).