Tiafoe dice que los aficionados al tenis deberían tener más libertad en los partidos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Tiafoe dice que los aficionados al tenis deberían tener más libertad en los partidos

Tiafoe se sale del guion predominante
Tiafoe se sale del guion predominanteAFP
El estadounidense afirmó que deberían flexibilizarse las estrictas normas sobre el comportamiento de quienes asisten a los partidos para así ayudar a atraer a un público más joven.

Según las reglas del tenis, los aficionados no deben hacer ruido durante los puntos y sólo deben ir y venir de sus asientos cuando los jugadores se toman un descanso durante el cambio de lado.

"Creo que los aficionados deberían poder ir y venir, moverse y hablar durante los partidos", dijo Frances Tiafoe (25) a Forbes.

"Imagínate ir a un partido de baloncesto y no decir nada".

Tiafoe dijo a la revista que ciertos eventos como Wimbledon deberían conservar cierta tradición, pero también añadió lo siguiente: "Fuera de eso, empecemos a cambiar las cosas para atraer a aficionados más jóvenes al juego".

En el US Open del año pasado, Tiafoe electrizó al público neoyorquino durante su victoria sobre Rafael Nadal (36) en octavos de final para alcanzar su primera semifinal de Grand Slam.

Allí se ganó aún más el cariño de los aficionados, cuando luchó durante cinco sets contra Carlos Alcaraz (19), a la postre campeón, ante un público que agotó las entradas y entre el que se encontraba la ex primera dama Michelle Obama.

No es de extrañar, por tanto, que el nativo de Maryland dijera que el ambiente relativamente ruidoso del estadio Arthur Ashe de Flushing Meadows lo convierte en su pista favorita para jugar.

"No hay nada como el Arthur Ashe por la noche", afirmó.

"Arthur Ashe y punto, pero Arthur Ashe de noche. Nueva York por la noche, todo el mundo está borracho y el ambient, es una locura".

Tiafoe, favorito de los aficionados, entrará en acción el viernes en la segunda ronda del Abierto de Miami, donde es cabeza de serie número 12.

Su compatriota estadounidense y número tres del mundo, Jessica Pegula, dijo que le gustaban las ideas "positivas" de Tiafoe, pero que tenía que haber controles para garantizar que no se moleste a los jugadores.

"No se puede tener a gente gritando en medio de un punto, pero quizá si el movimiento fuera menos restrictivo... no creo que sea para tanto", dijo Pegula.

"Pero entonces, te abres a cosas que podrían suceder y tal vez causen problemas a lo largo de la jugada y realmente afecte a los jugadores".

"Le encanta la NBA y va a los partidos. Es como una charla constante entre los jugadores y la gente sentada en la cancha. Hay mucho movimiento, música".

"Creo que tenemos que poner en práctica algunas de esas cosas. Tenemos que adaptarlas a nuestro deporte, pero la idea está ahí. Quizá sólo haya que afinarla".