Se le acumulan los problemas a los Lakers: Beverley, sancionado con tres partidos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Se le acumulan los problemas a los Lakers: Beverley, sancionado con tres partidos
Lakers se perderá tres partidos por su agresión a Ayton.
Lakers se perderá tres partidos por su agresión a Ayton.
AFP
El inicio de la temporada 2022-2023 para Los Angeles Lakers está siendo para olvidar en todos los aspectos. A los pésimos resultados deportivos, que les sitúan como uno de los peores equipos de toda la NBA, hay que sumar ahora la sanción de tres partidos a su jugador Pattrick Beverley (34) por el empujón a Deandre Ayton que supuso su expulsión en la derrota de los de oro y púrpura el pasado miércoles en Phoenix.

El curso baloncestístico 22-23, que se presentaba como prometedor para los Lakers, está siendo de pesadilla hasta el momento. En la derrota de los californianos por 115-105 en el Footprint Center de Phoenix del miércoles, que les dejó penúltimos en la clasificación de la conferencia oeste de la NBA con un balance de cinco victorias y 11 derrotas, los nervios les pasaron factura a sus jugadores. 

Especialmente a uno cuya fama no es precisamente la mejor, Patrick Beverley. El base, que llegó a Los Ángeles este verano procedente de los Minnesota Timberwolves con la vitola de ser uno de los "perros de presa" más conocidos de la liga por su pegajosa defensa, volvió a pasarse de rosca a poco menos de cuatro minutos para que finalizara el partido en Arizona. En una acción del juego, su compañero Austin Reaves fue objeto de falta por parte de Devin Booker y cayó al suelo. El pívot de los Suns, Deandre Ayton, se acercó al angelino a intimidarle, lo que prendió la mecha de un Beverley que le empujó por la espalda para derribarle y supuso su expulsión del encuentro.

La NBA, muy severa desde hace años en este tipo de acciones, ya ha emitido su veredicto: tres partidos de sanción. En su comunicado, la liga estadounidense se basa en "el historial de actos antideportivos" protagonizados a lo largo de su carrera por Beverley, que se perderá los dos partidos en San Antonio ante los Spurs de este fin de semana y la visita de los Indiana Pacers a la ciudad de California el próximo martes. Además, la suspensión también es de sueldo, por lo que el empujón le saldrá al jugador por 268.965 dólares.

"Fue muy poco profesional por mi parte. Obviamente, podría haber reaccionado de otra manera. Soy como un niño grande, pero asumo las consecuencias de mis actos, sean las que sean", afirmó el base tras conocer su sanción. 

Una carrera llena de polémicas

No es el primer altercado que tiene como protagonista a Beverley, que ha hecho carrera de ser un "tipo duro" en la liga. Por poner algún ejemplo, hace casi una década, en los playoffs de 2013, lesionó a su hoy compañero Russell Westbrook, que hasta ese momento no se había perdido ningún partido en cinco años con los Oklahoma City Thunder, pero que se rompió el menisco por un choque con el entonces jugador de los Houston Rockets.

Más recientemente, en 2021, el base volvió a empujar por la espalda a un rival, en ese caso a Chris Paul, también de los Suns, en las semifinales de conferencia que enfrentaron a los de Phoenix con el otro equipo de Los Ángeles, los Clippers, donde militaba Beverley en aquella temporada.

Pese a que puede ser una baja importante para los suyos en la faceta defensiva y en cuanto a su intensidad, ofensivamente no está siendo un buen año para el jugador de los Lakers, que promedia 4,1 puntos (lo más bajo de su carrera), 3,9 rebotes y 2,9 asistencias.