Ime Udoka pide perdón y acepta la sanción de los Boston Celtics

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ime Udoka pide perdón y acepta la sanción de los Boston Celtics
Ime Udoka ha aceptado la sanción de los Boston Celtics
Ime Udoka ha aceptado la sanción de los Boston Celtics
AFP
La NBA quedó convulsionada cuando los Celtics decidieron sancionar con un año de suspensión de empleo, por ahora, a su entrenador milagro, Ime Udoka (45). A pesar de haberles llevado a la final que no jugaban desde 2010, la violación del código interno de la entidad ha pesado más que su capacidad deportiva.

Ime Udoka no será el entrenador de los Boston Celtics para la temporada 22-23. El hecho de haber mantenido una relación con una empleada, aunque haya sido consentida, algo que está prohibido en el código interno de la franquicia, ha llevado días atrás a la suspensión temporal de su rol como técnico principal de los del Garden. 

Un año completo sin ejercer en el banquillo verde... que incluso podría derivar, finalmente, en el despido. "Una decisión sobre su futuro con los Celtics más allá de esta temporada se tomará en el futuro", especificaba el comunicado oficial.

Pues bien, Ime Udoka, que nunca ha negado la relación, ha pedido perdón y ha reaccionado con las siguientes palabras. "Quiero disculparme con nuestros jugadores, aficionados y la organización completa de los Celtics, así como con mi familia por decepcionarlos a todos. Lamento haber puesto al equipo en esta difícil situación y acepto su decisión. Por respeto a todas las personas involucradas, no haré más declaraciones", ha expresado. 

Joe Mazzulla, hasta ahora ayudante de Udoka, ha sido designado como técnico interino de la histórica franquicia de Boston.