Haaland está rindiendo menos de lo esperado, y otras conclusiones que dejan los datos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Haaland está rindiendo por debajo de lo esperado, y otras conclusiones que dejan los datos

Las estadísticas xG pueden mostrar que Erling Haaland ha sido menos efectivo esta temporada que la pasada en la Premier League
Las estadísticas xG pueden mostrar que Erling Haaland ha sido menos efectivo esta temporada que la pasada en la Premier LeagueAFP
Los goles esperados (o "xG"), como se conoce comúnmente en la actualidad) han sido la estadística de moda en el fútbol en los últimos años y ya forman parte del léxico de este deporte entre expertos y aficionados.

La xG ilustra el valor de oportunidad de un disparo basado en datos históricos, es decir, la probabilidad de que se convierta en gol. Nos permite hablar sucintamente de varias cosas en el fútbol, la más común, el patrón de juego: qué equipo está dominando un partido con las mejores ocasiones.

También podemos utilizar la estadística para hablar de actuaciones individuales. Esto es especialmente importante en el caso de los delanteros, los delanteros extremos y los centrocampistas ofensivos, ya que la xG nos proporciona herramientas para hablar de la eficacia de los goleadores.

Si un delantero tiene un alto valor de xG en un partido o en una temporada, ha tenido muchas buenas ocasiones de gol. Si un delantero ha marcado más goles de lo que sugiere su xG, ha superado a sus compañeros, basándose en lo que sugieren los datos históricos.

Comparar los goles esperados y los reales nos lleva a identificar tres tipos de jugadores. En primer lugar, los que marcan más de lo que deberían, es decir, los que tienen un número de goles superior al de xG. En segundo lugar, los que marcan tanto como deberían (los goles son aproximadamente iguales a los xG). Y, por último, los que rinden por debajo de las oportunidades que se les ofrecen (goles menos que xG).

A continuación, para ilustrar estos tres arquetipos y cómo se puede utilizar la xG para debatir el valor del rendimiento en el fútbol, presentaremos algunos ejemplos conocidos de jugadores de las principales ligas europeas y cómo se comparan sus cifras goleadoras con sus estadísticas de xG en las temporadas de liga en curso.

Antes de nada, aclaremos una cosa: no vamos a tener en cuenta todos los goles, sino sólo los que no son de penalti. Esto se debe a que los penaltis distorsionan las estadísticas del rendimiento de un jugador en el juego abierto. A continuación, "npG" se refiere a "goles sin penalti" y "npxG" a "xG sin penalti".

Todas las estadísticas son correctas a fecha de 27 de abril y proceden de fbref.com. Más información sobre los principios subyacentes de xG aquí.

Goleadores de élite

Un delantero cuyos goles no sancionados con penalti son superiores a su xG anota esencialmente más de lo que lo habrían hecho otros delanteros, dada la misma calidad de ocasiones de juego abierto. Piensa en esto como un delantero que marca desde ángulos escandalosos, o desde largas distancias. En otras palabras, un goleador de élite.

Esta temporada, un buen y nada sorprendente ejemplo de delantero de élite es Harry Kane, del Bayern de Múnich, que ha marcado 30 npG con un npxG de 25,4. Kane es famoso por su juego polifacético, en el que se deja caer a menudo en profundidad y se encuentra fuera de los límites de un "delantero de área" tradicional. Su rendimiento superior a su npxG refleja su tendencia a disparar desde lejos y rematar desde ángulos que otros delanteros no pueden.

Kane tiende a actuar con más profundidad que un número nueve clásico
Kane tiende a actuar con más profundidad que un número nueve clásicoOpta by StatsPerform

Un ejemplo aún mejor de este tipo de delantero, al menos estadísticamente, es Lautaro Martínez, del Inter de Milán, que ha marcado 21 npG a partir de un npxG de sólo 14,2. Kylian Mbappe, del PSG, también encaja en este molde, aunque no alinee a un delantero clásico en todos los partidos (20 npG de 13,4 npxG). Al igual que Serhou Guirassy, del Stuttgart (21 npG de 14,9 npxG) y Ollie Watkins, del Aston Villa (19 npG de 15,7 npxG).

Otro ejemplo interesante es el merodeador centrocampista del Real Madrid Jude Bellingham, que tiene 16 npG de sólo 9,8 npxG. Cole Palmer es otro centrocampista nominal que ha saltado a los titulares por sus goles esta temporada. Ha marcado 20 goles en liga hasta la fecha, pero nueve de ellos han sido de penalti. Sin embargo, sus 11 goles de penalti se han producido con sólo 7,9 goles por partido. A pesar de su elevado número de penaltis, sigue siendo un caso de estudio impresionante.

Goleadores eficaces

Un jugador cuyos npG son aproximadamente iguales a sus npxG está marcando esencialmente al ritmo que debería, la cantidad de goles que se espera que marque un delantero profesional dadas las ocasiones que ha recibido.

Artem Dovbyk, del Girona, es un buen ejemplo esta temporada. Lleva 14 npG de un npxG de 13,8 - cifras casi idénticas. Jonathan David, del Lille, tiene un promedio ligeramente mejor, aunque similar: 15 npG por 13,5 npxG.

En la Premier League, Alexander Isak, del Newcastle (13 npGs por 12,8 npxG), y Dominic Solanke, del Bournemouth (16 npGs por 15,8 npxG), presentan ratios parecidos en lo que va de temporada.

Mohamed Salah, del Liverpool, también está cerca de este ratio esta temporada, aunque está marcando un poco menos de lo que su npxG sugeriría que debería. Excluyendo los penaltis, ha marcado 12 goles con un npxG de 13,2. Sin embargo, la temporada pasada mostró cifras similares (17 npGs por 18,5 npxG) y la anterior sólo ligeramente mejores (18 npGs por 17,8 npxG).

No te dejes engañar por el total de goles marcados. Si restamos los penaltis y tenemos en cuenta los npxG, Ollie Watkins destaca en la Premier League.
No te dejes engañar por el total de goles marcados. Si restamos los penaltis y tenemos en cuenta los npxG, Ollie Watkins destaca en la Premier League.Opta by StatsPerform, AFP

Goleadores despilfarradores

Si un jugador ha marcado muchos menos npGs de los que su npxG sugiere que debería haber marcado, está marcando menos de lo que debería, de hecho, menos de lo que marcarían los jugadores mencionados anteriormente.

Ejemplos destacados de este tipo en la Premier League son, como era de esperar, Darwin Núñez, del Liverpool, y Nicolas Jackson, del Chelsea. Jackson ha marcado 10 npG pero tiene un npxG de 14,4. Núñez ha anotado 11 npGs pero su npxG es de 14,9. Estos rendimientos están por debajo de lo esperado y reflejan las críticas a estos dos delanteros como derrochadores.

En esta categoría encajan un par de grandes nombres mucho más sorprendentes. Robert Lewandowski, del Barcelona, ha marcado sólo 10 npG esta temporada en LaLiga con un npxG de 13,6, mientras que Erling Haaland, del Manchester City, ha marcado 16 npG con un npxG de 19,7 en la Premier League.

La temporada pasada, Haaland superó con creces sus npxG (29 npG por 23 npxG), mientras que Lewandowski se quedó a las puertas (23 npG por 23,5 npxG). Es decir, ambos están rindiendo por debajo de lo esperado esta temporada en comparación con su rendimiento anterior. Lewandowski está en el lado equivocado de los 35, por lo que su descenso no es una gran sorpresa. De Haaland, en cambio, se espera que dé la vuelta a sus números la próxima temporada, sobre todo teniendo en cuenta que no le faltan servicios de calidad en el que posiblemente sea el mejor club del mundo.

La xG (y sus variantes, como la npxG) no es para todo el mundo, pero ya está firmemente arraigada en el lenguaje del análisis futbolístico, te guste o no. No es una estadística perfecta, ninguna lo es, pero sin duda nos permite hablar de los jugadores y del juego con una facilidad que antes no podíamos.

Saque lo que quiera del análisis anterior. Esperemos que arroje luz sobre quién está rindiendo por encima y quién por debajo de sus posibilidades en las principales ligas europeas. Más que nada, pretende ofrecer una plantilla para hablar y evaluar las actuaciones de los jugadores que conocemos y amamos de una forma más matizada.

Autor
AutorFlashscore