Ancelotti: "Nunca vi a un estadio entero hacer insultos racistas"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ancelotti: "Nunca vi a un estadio entero hacer insultos racistas"
Ancelotti le preguntó a Vinicius si quería que lo cambiase por "el ambiente racista"
Ancelotti le preguntó a Vinicius si quería que lo cambiase por "el ambiente racista"
AFP
Carlo Ancelotti compareció muy serio en la sala de prensa de Mestalla. No quería hablar de fútbol sino de lo que había sucedido con Vinicius, al que defendió. El técnico del Real Madrid ha admitido que pensó en cambiarlo, pero "es la víctima". Luego, se quejó de que no agredió a Hugo Duro sino que quiso liberarse del agarrón que estaba sufriendo.

"Estoy muy triste, hay que acabar con esto porque estamos en 2023, el racismo no debe de existir. Ahora es verdad que hay un protocolo, el árbitro ha explicado que primero hay que avisar a la gente y si lo hacen otra vez, irnos a casa", explicaba Ancelotti sobre lo sucedido durante el Valencia-Real Madrid. 

Después, el entrenador blanco se fue calentando y culpó a toda la afición ché de lo que había pasado con su jugador. 

Expulsión a Vinicius: "El estadio le gritaba 'mono, mono'. Él es un niño, le gusta jugar al fútbol, quería seguir, pero en esta situación es muy complicado. Desde el VAR se han inventado una agresión que no existe. Él ha intentado liberarse de una agresión y lo expulsan".

Cambiar a Vini tras el insulto racista: "He hablado con él durante el partido. El ambiente era muy caliente, muy malo. Le he pedido si quería continuar jugando porque el ambiente era racista. Nunca he pensado en quitar a un jugador por racismo. Nunca me ha pasado. Así no. Es inaceptable. La Liga española tiene un problema, que no es Vini. Vini Jr. es la víctima".

Estado anímico de Vinicius: "Todos estamos con él, pero estamos tristes. No estaba enfadado, estaba triste. Tenían que haber parado el partido porque no es que una persona se haya vuelta loca sino que todo el estadio se ha vuelto loco".

Aficionado que insulta: "No sé lo que ha pasado con él. Nunca he visto a un estadio entero hacer insultos racistas. Nunca me había pasado. Todos los jóvenes tienen que mejorar, pero tenemos que tener en cuenta que cuando te insulta todo un estadio los jugadores jóvenes no son capaces de ser fríos. Es normal su reacción. El club, yo y sus compañeros lo apoyamos en todo".

¿Solución? "Aunque haya muchas denuncias de Antiviolencia, no ha pasado nada nunca. Para mí la solución es parar el partido. Está claro, esto no puede continuar. Es el jugador que recibe más faltas y más insultos. El árbitro ha dicho que debía seguir y yo le dije que le iba a quitar. Me ha dicho que si pasa otra vez el protocolo seguiría".