Crónica del Athletic-Rayo de la jornada 15 de LaLiga EA Sports

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
San Mamés se divierte con un Athletic que gusta y va como un rayo (4-0)
El Athletic se pega un festín contra el Rayo.
El Athletic se pega un festín contra el Rayo.
Getty Images via AFP
Los locales consiguieron la victoria en su regreso a San Mamés, donde no pierden desde mediados de agosto, y prolongan su buena dinámica en el torneo doméstico.

Athletic Club de Bilbao y Rayo Vallecano afrontaban el partido con buenas sensaciones. Ambos firmarían acabar el curso en la posición que ocupan ahora y, además, sacaron resultados positivos en la jornada anterior. Del 1-1 de los vascos en su visita a Montilivi, donde sólo el Real Madrid había evitado la derrota, al empate a cero del conjunto de la capital ante el siempre temido Barcelona, que tiene el honor de defender título esta temporada.

Los leones salieron a cazar desde el pitido inicial, como acostumbran a hacer en casa. El equipo de Francisco Rodríguez parecía despojarse de las garras de su rival, pero justo entonces apareció Gorka Guruzeta para adelantar a los suyos. Y todo surgió por un error en la salida, lo que permitió la internada de Nico Williams por la banda derecha. Levantó la cabeza y encontró a su compañero al segundo palo para regocijo de un público que se resignó una vez confirmado el fuera de juego.

Las estadísticas del partido.
Opta by Stats Perform

La amenaza se convirtió en realidad sólo unos minutos más tarde, en el 22', con un guion muy similar. Óscar Valentín perdió el esférico ante la presión de Iñaki Williams (los visitantes pidieron falta) y Oihan Sancet se aprovechó de dicho robo para coger el balón y cedérselo al ex de la Sociedad Deportiva Amorebieta, que acertó de nuevo en la definición y pudo resarcirse al fin tras fallar más de la cuenta en el campo del Girona

Tormenta rojiblanca

El cuadro madrileño apenas incomodó a Unai Simón durante una primera mitad con pocas ocasiones. Reaccionar o morir. Un golpe de suerte pudo cambiarlo todo nada más volver al césped, pero Unai López, que volvía a la que fue su casa, la mandó fuera. Caprichos del destino, la siguiente jugada resultó letal: Pacha Espino quiso rechazar un centro y acabó introduciendo el esférico en su portería. Era (casi) el fin a cualquier posibilidad de sacar algo positivo.

Florian Lejeune, con un buen testarazo, recordó al contrario que aún no había terminado los deberes. Fue el mayor de los Williams, a pase de Guruzeta tras una gran combinación colectiva, quien se encargó de, ahora sí, rematar la faena. La alegría era total en un estadio que ya sueña con recibir a clubes de la Premier, la Serie A o la Bundesliga. La situación es idílica: tienen 28 puntos, sólo tres menos respecto al Barcelona, ahora cuarto en la clasificación.

Las valoraciones de los jugadores.
Flashscore

Si algo faltaba en la tarde del sábado era el gol del recientemente renovado Nico, que combinó de forma magistral con Lekue para superar líneas y hacerse un hueco mediante una efectiva diagonal desde el costado izquierdo. Su disparo fue inmejorable porque la puso en un lugar prohibitivo para Stole Dimitrievski. Esta era 'su' fiesta y qué mejor forma de celebrar que con un chicharro sobresaliente ante una afición rendida a sus héroes (4-0). 

 

Jugador Flashscore del partido: Gorka Guruzeta.

 

Consulta las estadísticas del choque a través de Flashscore.