La genialidad de Isco, referente del Betis, se traslada a los datos ofensivos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
La magia de Isco, líder del Betis, se ve reflejada a través de los datos
Isco Alarcón protagoniza una de sus habituales acciones.
Isco Alarcón protagoniza una de sus habituales acciones.
AFP
El centrocampista, que abandonó el entrenamiento de este jueves debido a unas molestias gástricas, es una de las grandes esperanzas del conjunto verdiblanco, que se mantiene con opciones de conquistar tanto la Europa League como la Copa del Rey.

Isco Alarcón se ha convertido en una de las grandes figuras de LaLiga EA Sports, algo que no es ninguna novedad porque así fue también durante su etapa como jugador del Málaga y, más tarde, del Real Madrid. Su buen hacer en el Real Betis no le sirve de cara a ser convocado otra vez por la selección. Los datos, sin embargo, reflejan que está haciendo méritos de sobra para recibir la llamada de Luis de la Fuente, que sigue resistiéndose a levantar el teléfono.

El futbolista andaluz comanda un buen puñado de estadísticas ofensivas, una de ellas, compartida con Iago Aspas. Son las principales referencias en lo que a acciones de alto impacto se refiere. Se trata de un apartado imprescindible porque determina buena parte del éxito de un equipo en el área contraria, si bien es evidente que el Celta de Vigo está recogiendo muchos menos frutos (antepenúltimos en la tabla con ocho goles a favor).

Isco también es el que más conduce y el que mayor distancia ha ganado en jugadas de ese tipo. Esa es una de sus grandes virtudes, y lo cierto es que está jugueteando con alegría en el jardín de Heliópolis, si bien cuenta con un importante número de obstáculos porque nadie recibe tantas faltas como él. Son conceptos que, sin lugar a dudas, van de la mano. Quien tiene el esférico es más susceptible de ser golpeado que quien no lo posee.

Las paredes, eso que enseñan cuando uno empieza darle patadas al balón y parece estar casi en desuso, entran de lleno en el catálogo del genio malagueño, quien comanda ese registro. Aunque acumula sólo un par de asistencias desde que empezó el actual curso doméstico, una cantidad que no luce demasiado, es el rey de los pases en ataque. Su equipo, en cambio, lleva 17 tantos, casi la mitad respecto al Girona (31) y menos que el Granada (18).