Gabri Veiga y su adiós al Celta: "Os llevaré siempre en mi corazón"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Gabri Veiga se despide del Celta: "Esto no es un adiós, es un hasta pronto"
Gabri Veiga ya es oficialmente del Al-Ahli.
Gabri Veiga ya es oficialmente del Al-Ahli.
@ALAHLI_FC
El internacional con la sub-21 promete que, como hizo Iago Aspas en su momento, volverá a defender los colores del club que lo ha visto crecer. Ha firmado un contrato hasta el 30 de junio de 2026.

Gabri Veiga, cuyo acuerdo por el Nápoles estaba hecho según anunció el periodista Fabrizio Romano -el mismo que adelantó este movimiento- ya es oficialmente del Al-Ahli, lo cual sienta un importante precedente: uno de los mayores talentos del fútbol español sucumbe a los petrodólares y pone rumbo a Arabia Saudí, país que está utilizando el deporte rey para intentar ofrecer una imagen más amable de cara al mundo y, a largo plazo, para convertirlo en una gran fuente de ingresos.

El de Porriño, que va a cobrar 12,5 millones de euros por temporada, sigue persiguiendo el debut con la absoluta de España, aunque está por ver cómo puede afectar el hecho de competir en Oriente Medio. La llegada de algunos de los mejores futbolistas del mundo (como Karim Benzema, Cristiano Ronaldo, Neymar Júnior o Sadio Mané), la mayoría en el ocaso de su carrera, puede hacer que eso no suponga ningún problema. Estas grandes figuras no tendrán problema, pero hay ciertas dudas respecto a los jugadores que tienen todavía mucho que demostrar.

La despedida de Veiga

"Muchas gracias por todos los momentos que hemos vivido juntos. Jamás olvidaré todo el apoyo y el cariño que me habéis dado. Sin vosotros, nada sería igual. Os llevaré siempre en mi corazón.

También quiero agradecer a todos mis compañeros, entrenadores, directivos, fisios, utilleros y trabajadores del club por todo lo que hemos compartido juntos todos estos años, por haberme ayudado siempre y por formar parte de lo que para mí es un sueño hecho realidad: ser jugador del primer equipo del Celta, el equipo de mi vida.

Si de algo estoy seguro es que esto no es un adiós, es un hasta pronto. Nos volveremos a encontrar.

Os quiero mucho y os deseo la mejor de las suertes, de corazón. Un corazón que será celeste para siempre. Unha vez máis, grazas por todo. ¡Sempre Celta!