El sacrificio de Xavi ha transformado al Barça en un equipo ganador

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

El Barça y un punto de inflexión gracias al 'sacrificio' de Xavi

Desde el anuncio de Xavi, el Barça no pierde
Desde el anuncio de Xavi, el Barça no pierdeFC Barcelona
El punto de inflexión finalmente llegó. En grave crisis en enero, el Barcelona relanzó su temporada con una serie de diez partidos consecutivos sin derrota desde el anuncio de Xavi Hernández de salir al final del curso, una reacción que predijo el propio entrenador azulgrana.

¿Quién no ha visto alguna película o documental en el que algunos pueblos, en base a su cultura, realizaran ofrendas a sus dioses o soberanos? Incluso había voluntarios que consideraban que esa era la mejor manera de trascender. Extrapolado al presente, en el mundo del fútbol hay un caso similar, el de Xavi Hernández. 

Llegado como salvador del club, consiguió devolverle parte de sus riquezas, pero viéndose incapaz de conquistar el mundo, consideró en un momento dado, cuando perdió 3-5 ante el Villarreal, que la mejor manera de ayudar a su 'pueblo' era la de sacrificarse. Aquel día, para liberar de presión a sus jugadores, el de Terrassa anunció que no continuaría como entrenador del Barcelona

Desde entonces, el vigente campeón de Liga ha pasado de la cuarta a la segunda plaza y ha firmado siete triunfos de los diez últimos jugados. Los otros tres los acabó en empate. Un excelente momento de juego que se confirmó el domingo en el estadio Metropolitano con una victoria 0-3 ante el Atlético de Madrid.

La actuación del domingo puede ser "la mejor de la temporada", admitió el técnico, que fue expulsado por protestar al árbitro.

Racha del Barça
Racha del BarçaFlashscore

Defensa recuperada

Lo primero que llama la atención en la reacción es la recuperación de la defensa, que viene de encadenar cuatro partidos sin encajar goles por primera vez esta temporada tras meses de febrilidad, irreconocible con respecto a la retaguardia que llevó al equipo al título de Liga el año pasado.

Su fragilidad le ha costado al Barça estar a ocho puntos del Real Madrid en la Liga, la humillación en la final de la Supercopa (4-1 ante su gran rival en la final) y la eliminación en cuartos de la Copa del Rey. Los cuartos de Champions que disputará ante el PSG son su prestigiosa tabla de salvación.

Xavi tomó la decisión de adelantar al danés Andreas Christensen al mediocentro y ocupar su plaza en el centro de la zaga con el juvenil Pau Cubarsí, de 17 años, junto al uruguayo Ronald Araújo, que respondió con un sobresaliente rendimiento que ya le ha llevado a la selección española tras solo 12 partidos en el primer equipo.

Además, regresó a la portería Marc-André Ter Stegen tras superar una lesión y el francés Jules Koundé ha experimentado una mejoría como lateral derecho, dando serenidad y control a los azulgranas.

Pau Cubarsí, durante un entrenamiento
Pau Cubarsí, durante un entrenamientoFC Barcelona

Jóvenes sin miedo

Junto a Cubarsí, la otra sensación adolescente en el Barcelona es Lamine Yamal, decisivo a los 16 años, capaz de ocupar el papel de catalizador que tenía el año pasado Ousmane Dembélé, ahora en las filas del PSG.

El zurdo ha batido casi todos los récords de precocidad, sumando ya 44 partidos contando todas las competiciones, con ocho goles y cinco pases decisivos. Un protagonismo que le ha llevado a ser comparado, nada más y nada menos, que con Lionel Messi.

Con Gavi, de 19 años, otra joya de la cantera, lesionado de gravedad, ha sido Fermín López, de 20, el que ha aprovechado su oportunidad como jugador importante en el centro del campo.

Titular como lateral izquierdo el domingo en sustitución de Joao Cancelo, Héctor Fort, de 17 años, es el último miembro de esta insolente 'quinta' propulsada por Xavi.

Veteranos de alto nivel

Junto a los jóvenes, dos treintañeros de gran prestigio en el fútbol europeo, Robert Lewandowski (35) e Ilkay Gündogan (33), han dado un paso hacia adelante en el peor momento. El primero, recuperando su eficacia, y el segundo, aumentando su influencia en la creación de juego.

Mejor goleador de la Liga el curso pasado, pero decepcionante en la primera mitad del presente ejercicio, Lewandowski ha estado implicado en 15 goles ya en 2024, 11 tantos y cuatro asistencias, dos contra el Atlético.

Gündogan, más liberado al aprovechar que Christensen juega como mediocentro defensivo, brilla en la construcción y en el último pase, una posición que conocía bien en el Manchester City.

El PSG ya lo sabe. El gran Barça está de regreso y amenaza en la Champions.

Una mejora del Barça que ha llevado a la prensa catalana a preguntarse sobre la posibilidad de que Xavi Hernández incumpla su palabra y siga la temporada próxima. Algo que, de momento, se ha encargado varias veces de negar el propio entreneador.