El empate entre Atalanta y Sporting asegura el primer puesto de los italianos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El empate entre Atalanta y Sporting asegura el primer puesto de los italianos
El júbilo tras el gol de Scamacca
El júbilo tras el gol de Scamacca
Profimedia
Los de Gasperini se adelantaron con gol de Scamacca. Edwards igualó para las portugueses. El resultado mantiene la distancia de tres puntos entre ambas escuadras y los bergamascos certifican la primera plaza en la tabla gracias a la victoria cosechada en Lisboa.

El resultado final de 1-1 entre Atalanta y Sporting fue justo. Porque, como ocurrió en Lisboa, los dos equipos se repartieron el dominio sobre el terreno de juego entre la primera y la segunda parte, si bien en el José Alvalade la reacción de los de Ruben Amorim no se tradujo en el empate. Y el 1-1 en el Estadio Gewiss es prácticamente una victoria para los nerazzurri, que tras el 1-2 de la ida en Portugal partían con ventaja en los enfrentamientos directos.

Un resultado que ha sido fundamental esta tarde, cuando tras una primera parte muy buena y una segunda dedicada más a contener al rival, el equipo de Gianpiero Gasperini ha conseguido llevarse el punto que le bastaba para sellar el primer puesto de la clasificación y, por tanto, la clasificación directa para los octavos de final de la Europa League.

Todo gracias a un inicio fulgurante en el que Gianluca Scamacca fue protagonista. Después de caer dos veces en fuera de juego, el delantero romano ejecutó a la velocidad del rayo el disparo que otorgó la ventaja a los suyos en el minuto 23. Un disparo nítido y preciso desde más de 20 metros, para su sexto gol con los nerazzurri.

Respuesta portuguesa

El mismo Scamacca, sin embargo, desaprovechó clamorosamente la ocasión de cerrar el partido al final de la primera parte, dando a sus adversarios la voluntad y la motivación necesarias para reanudar la contienda. Segundos después del comienzo de la segunda parte, le tocó a Djimsiti despejar un disparo a bocajarro. El apagón bergamasco cristalizó en el gol del empate de Edwards en el minuto 9 de la segunda parte, después de que la defensa bergamasca se viera un poco sorprendida.

Entonces, la posesión de balón de los lusos empezó a dar sus frutos, permitiendo a los visitantes manejar mejor el balón y presentarse varias veces bajo la portería defendida por un atento Musso. A mediados de la segunda parte llegó el sonoro doble poste de Gonçalves, al que siguió un monólogo portugués en la final, con los anfitriones actuando casi exclusivamente en el saque de banda.

La resistencia, sin embargo, funcionó. El empate final fue el ansiado premio y fue recibido con júbilo por todo el estadio. El objetivo principal se había cumplido, y contra el líder de la liga portuguesa, no contra un rival cualquiera.

Estadísticas del partido
Flashscore