El Real Madrid debuta en la Euroliga con triunfo en la pista del Panathinaikos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El Real Madrid debuta en la Euroliga con triunfo en la pista del Panathinaikos
Victoria en Europa por parte de los vigentes campeones de la Supercopa de España
Victoria en Europa por parte de los vigentes campeones de la Supercopa de España
Real Madrid Basket
El equipo de Chus Mateo venció a domicilio al conjunto griego en un encuentro que estuvo bastante ajustado en todo momento y arranca de la mejor forma posible la competición europea.

El Real Madrid empieza con muy buen pie la Euroliga tras superar al Panathinaikos en su propia cancha. Prueba de la igualdad que hubo entre ambos es que la máxima diferencia del encuentro fue de ocho puntos para los visitantes, un registro al que no se acercaron los locales, que no pasaron de tres (en el segundo y en el tercer cuarto) y casi siempre estuvieron por debajo en el marcador. Eso sí, llegaron a ponerse por delante hasta dos veces cuando apenas quedaban unos minutos para el final.

La máxima distancia tuvo lugar bastante pronto. Los blancos empezaron bien y llegaron a abrir una cierta brecha en el electrónico (13-21), pero no se mantuvo durante mucho tiempo. Un parcial de 6-0 para los los griegos, que afrontaban el choque tras una dura derrota frente a Olympiacos en la Supercopa (52-67), permitió que la ventaja fuese mínima al término de los diez primeros minutos (22-23). Apenas hubo diferencias importantes entre ambos en ningún apartado estadístico.

El Panathinaikos arrancaron con firmeza el segundo cuarto, aunque el intercambio de golpes fue constante. Además, otra vez el Real Madrid acababa un punto por delante tras empatar a 15. Los de Chus Mateo anotaron el 40% de los tiros de dos intentados, el doble que el rival (20%). Por contra, ningún triple (de dos posibles) frente a los dos de seis de los anfitriones. Un bagaje muy pobre por parte de ambos, más efectivos en defensa que en ataque.

El tercero se lo llevaron los españoles, aunque por solo dos puntos (14-16). La máxima ventaja, además, fue de cuatro y se vio en un par de ocasiones (41-45 y 48-52). Tres veces llegó a estar perdiendo el vigente campeón de la Supercopa de España, en todos los casos de forma muy justa. Tanto es así que afrontaron los últimos diez minutos con un escaso colchón (51-54), clave y decisivo para el triunfo en un partido cuyo máximo realizador fue Derrick Williams (15), por delante de Tavares (14) y Musa (13).

Ya en el último cuarto, el Madrid llegó a ponerse siete arriba (55-62), pero los locales le dieron la vuelta tras un importante parcial (63-62). En el minuto final, en cambio, un triple de Llull fue clave para poner a su equipo con una ventaja de seis puntos (65-71). Paris Lee, sobre la bocina y sin tiempo ya para nada más, dejó el 68-71 definitivo.

Consulta aquí las estadísticas del partido.