Final Four Euroliga | Entrevista con Laprovittola: "Contra el Real Madrid será una guerra".

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Final Four Euroliga | Entrevista con Laprovittola: "Contra el Real Madrid será una guerra".

Nicolás Laprovittola, jugador de antaño
Nicolás Laprovittola, jugador de antañoProfimedia
Antes de partir hacia Kaunas, donde el Barcelona jugará la Final Four de la competición de clubes más importante del baloncesto continental, el argentino participó en el Media Day organizado por el Barça, en el que encontró unos minutos para reflexionar, no sólo sobre baloncesto, en compañía de Flashscore

BARCELONA - Con ese bigote a la antigua usanza, si se hubiera presentado a las audiciones de la película dirigida por Santiago Mitre, 'Argentina, 1985', Nicolás Laprovittola, escolta del Barça, seguramente habría conseguido un papel. A pesar de haber sido padre, 'Lapro' sigue pareciendo un universitario: un poco intelectual, un poco gascón. Y por eso podría haber sido uno de los jóvenes novatos que ayudan a Ricardo Darín a hacer justicia en nombre de los desaparecidos. Un jugador a la antigua. Un loco fantástico. Talento. Corazón.

¿Se afeitaría el bigote a cambio de la Euroliga?

"Messi levantó la Copa del Mundo al cielo y yo sigo teniendo bigote. No hice ninguna promesa en uno de los momentos más felices de mi vida y, por eso, tampoco lo haré ahora".

¿Sabía que Enzo Ferrari solía decir que un piloto pierde dos segundos por vuelta cuando se convierte en padre?

(Risas) 'Menos mal, entonces, que Leclerc no tiene hijos...'.

¿En su caso perdió algo o lo ganó?

'Me ayudó a entender cuáles son las cosas importantes de la vida. A no pensar siempre en el baloncesto. Y eso me ayudó a quitarme algo de presión.

Lapro en color
Lapro en colorProfimedia

Llegamos al Clásico contra el Real Madrid. ¿Qué ganas de revancha hay tras la derrota del año pasado?

"Fue un golpe muy duro. Más que ganas de revancha, queremos volver a jugar una Final Four. Tenemos ante nosotros una oportunidad muy grande. Queremos jugar, competir y llegar a la final".

Como gran aficionado al fútbol que es, sabrá que antes de saltar al campo, Johan Cruijff solía decir a sus muchachos: 'Salid y disfrutad', id y pasadlo bien. La sensación con Sarunas Jasikevicius, en cambio, es que prepara cada partido como una guerra. ¿Contra la Real habrá diversión o será una guerra?

"La verdad es que a veces me divierto mucho aunque Saras se enfade. Sin embargo, creo que el partido del próximo viernes será una guerra. Sí, una guerra".

¿Estáis en buena forma?

"Estamos bien y, en los últimos tiempos, estamos jugando muy buen baloncesto. Tendremos que salir a la cancha pensando en todo lo bueno que hemos hecho este año".

Alguien como Tavares, mejor tenerlo de compañero que de rival...

"Fue, para mí, un gran compañero. Fue una gran suerte jugar con él. Tenemos que intentar que se sienta incómodo. Como mínimo tenemos que intentarlo, porque él también es un jugador crucial en la construcción del juego.

Amigos y rivales
Amigos y rivalesProfimedia

Cuando se habla de su aventura en Madrid, siempre se hace con una connotación negativa. Sin embargo, ¿puede haber algo positivo?

"En el momento en que decidí trasladarme a Madrid, el Real Madrid era la mejor opción. Luego, puede ser verdad que las cosas no fueran muy bien, pero jugar en el Real Madrid, igual que jugar en la NBA o en el Barça, te cambia la carrera, te da prestigio y eso era exactamente lo que yo buscaba: quería confirmarme al más alto nivel en Europa. Aquí en Barcelona, pues, encontré unos compañeros fantásticos y un entrenador como Saras que consiguió sacar lo mejor de mi baloncesto".

¿Qué Real Madrid espera?

"Es un partido difícil de imaginar, pero nos hemos preparado centrándonos en algunos aspectos, como la zona, que ellos jugaron contra el Partizan. Son 40 minutos y tendremos que estar preparados para todo: para luchar y superar los momentos difíciles. Se enfrentarán dos grandes equipos y por eso será un partido muy complicado".

¿Cómo se llega a la final?

"No hay que tener miedo a jugar. Y, por lo que a mí respecta, nunca lo he tenido. Ni siquiera cada vez que decidía ir de una ciudad a otra para jugar. No faltarán los nervios y la tensión, pero si jugamos con mentalidad ganadora, pasaremos".

Tuvo la suerte de jugar con su ídolo, Manu Ginóbili, a quien Maradona calificó como el mejor deportista de la historia de Argentina. ¿Qué se lleva de esa experiencia?

"Manu es el ídolo de mi generación, de la siguiente y será el ídolo de las generaciones futuras. Para siempre. Me considero muy afortunado por haber tenido esta oportunidad y haber conocido no sólo al deportista, sino también a la persona y a su familia. Haber estado en su equipo es, sin duda, una de las cosas que cambiaron mi carrera.

Con su ídolo
Con su ídoloProfimedia