El chileno Jarry es barrido por De Miñaur en tercera ronda del US Open

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El chileno Jarry es barrido por De Miñaur en tercera ronda del US Open
 De Miñaur en el US Open
De Miñaur en el US Open
AFP
El tenista chileno Nicolás Jarry se despidió el sábado del Abierto de Estados Unidos con una contundente derrota frente al australiano Álex de Miñaur en la tercera ronda del Grand Slam.

De Miñaur, de padre uruguayo y madre española, se impuso a Jarry por 6-1, 6-3 y 6-2 en una hora y 45 minutos de juego en Nueva York.

El jugador de Sidney, número 13 de la ATP, explotó su gran momento de forma y ahora se verá contra el ganador del cruce de la noche del sábado entre el ruso Daniil Medvedev y el argentino Sebastián Báez.

Número 25 del ranking mundial, Jarry cerró con un duro golpe su mejor temporada en los Grand Slams, en la que alcanzó los octavos de Roland Garros.

Tras dos victorias ante Luca Van Assche y Alex Michelsen afianzadas en su potente servicio, el tenista de Santiago se topó el sábado con uno de los mejores jugadores al retorno y apenas pudo conectar 'cuatro' aces.

Ante la prensa Jarry reconoció que acusó los nervios de competir por primera vez por unos octavos en Nueva York, lo que le llevó a acumular un total de 41 errores no forzados, por 10 de su rival.

"Sabía lo que afrontaba y creo que tenía tantas ganas que me 'autosaboteé", lamentó. "Se me fue el foco del trabajo por la motivación de la ronda que estaba, me fui por completo. Fue un muy mal partido de mi parte".

"Cuando uno desea las cosas, muchas veces se enfoca en el resultado y eso no es lo que uno debería hacer", argumentó. "Normalmente trae consecuencias negativas, como hoy. Son cosas que estoy intentando controlar".

En los últimos días Jarry había advertido también de las dificultades que tuvo para preparar el torneo por el nacimiento de su segundo hijo, que en agosto le llevó a abandonar en pleno Masters 1000 de Cincinnati para regresar brevemente a su país.

"Han sido momentos duros y es normal que la cabeza no funcione de la mejor forma dado todo el esfuerzo anterior y todo lo vivido", explicó.

"Puede ser que haya tenido algo que ver con hoy. Pero, independientemente de eso, podría haber hecho un mejor trabajo y no lo hice", reconoció Jarry, que estuvo alentado durante todo el torneo por un gran número de aficionados chilenos.