Sinner gana en Toronto su primer Masters 1000 ante un decepcionante De Miñaur

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Demasiado fuerte para De Miñaur, Jannik Sinner gana su primer Masters 1000 en Toronto
Jannik Sinner tiene por fin su título de referencia.
Jannik Sinner tiene por fin su título de referencia.
AFP
La calidad de la final del Abierto de Canadá fue desigual, pero Jannik Sinner fue el que salió victorioso. Enfrentado a un Alex De Miñaur que fue desapareciendo poco a poco del partido, el italiano se impuso en dos sets para conquistar el título más importante de su carrera.

Fue un momento especial para Alex De Miñaur, que estaba a punto de vivir su primera final de un Masters 1000 en Toronto. El australiano, un jugador convincente, había derrotado a jugadores de la talla de Taylor Fritz y Daniil Medvedev durante la semana. Pero el favorito natural era Jannik Sinner, siempre formidable en pista dura, que buscaba por fin ganar un gran torneo. Sobre todo porque el italiano llevaba mucha ventaja en los enfrentamientos directos.

¿Permanecería Sinner invicto ante el australiano?
Flashscore / EnetPulse

Y cuando Sinner rompió desde el principio para adelantarse 2-0, se pensó que había hecho su trabajo. Pero cuando De Miñaur rompió para ponerse 2-2, pareció que estábamos ante un partido de verdad. No fue más que una versión condensada del primer set: dos juegos, cada uno por turnos. Demasiados errores, una espantosa falta de control a veces por parte de Sinner, y una timidez castrante por parte de su rival.

Fue el italiano quien se impuso por 6-4, sobre todo por negociar mejor algunos puntos importantes, pero no hubo nada de lo que enorgullecerse. De Miñaur, consciente del peligro, intentó apretar al máximo al comienzo del segundo set. Un plan que le salió mal en el cuarto juego, ya que su falta de amenaza ofensiva le hizo sufrir todo el peso de los ataques de los italianos.

Fue demasiado para el australiano, que supo que ya no tendría opciones. Jannik Sinner fue a por el doble break y se impuso por 6-4 y 6-1. El italiano logró por fin su ansiado primer título de Masters 1000, y este lunes ocupará el 6º puesto del mundo, la mejor clasificación de su carrera. Una prueba más de la progresión de un jugador que será una de las primeras opciones para el próximo US Open.