Badosa prolonga su drama con una 33ª retirada que pone en peligro su presencia en Madrid

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Badosa prolonga su drama con una 33ª retirada que pone en peligro su presencia en Madrid

Paula Badosa
Paula Badosadpa Picture-Alliance via AFP
La tenista catalana abandonó su partido del torneo WTA 1000 de Stuttgart contra Aryna Sabalenka entre lágrimas por un pinchazo muscular en su pierna izquierda.

Paula Badosa (26) ha vuelto a caer lesionada cuando comenzaba a coger el buen ritmo competitivo. En esta ocasión, su pierna izquierda le impidió cerrar un choque en tierras alemanas contra su gran amiga Aryna Sabalenka. La española, desconsolada al ver que no podía continuar, acudió a la red para abrazarse, llorando, a la bielorrusa.

Una nueva piedra en el camino para una tenista que ya ha tenido que abandonar 33 veces a lo largo de su carrera por problemas físicos, algo que la ha minado cada vez más psicológicamente. No cabe duda de su talento, pero cualquiera se vendría abajo con la cantidad de baches que ha encontrado la catalana en su camino y que le han hecho pasar en dos años de ser número 2 del mundo a estar, en la actualidad, al borde de salir del Top-100.

En Stuttgart se comenzaban a ver destellos de la jugadora que logró auparse a la segunda posición del ranking WTA. Tenía a Sabalenka contra las cuerdas, con un 3-3 en el tercer set en el momento de su retirada, pero volvieron los fantasmas para frenar a una Paula que lloró desconsolada.

Y no solo lloraba Badosa por su 33º abandono, sino por todo lo que hay en juego en las próximas semanas y que podría perderse. Para empezar, en unos días comienza el Mutua Madrid Open, donde defiende 120 puntos correspondientes a los octavos de final. Después, en Roma, debe retener las 215 unidades de 2023. De no comparecer en estas citas, su caída del Top-100 sería prácticamente inevitable.