Mbappé se sale con la suya: líder del PSG y dueño de su destino. El Madrid le espera

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Mbappé se sale con la suya: líder del PSG y dueño de su destino. El Madrid le espera
Mbappé lleva la iniciativa en el campo y fuera de él.
Mbappé lleva la iniciativa en el campo y fuera de él.
AFP
Es mal enemigo para echar un pulso. Mbappé casi siempre gana. Ni el emir de Qatar, ni Al Khelafi, ni todas las presiones recibidas le hicieron recular en verano cuando el PSG le puso una espada sobre la cabeza ¿Renovación o grada? Pues ninguna de las dos cosas. Ni ha prolongado su contrato ni queda fuera de las convocatorias. Mientras el club francés sigue intentando a toda costa su renovación, él vuelve a ser el epicentro de un equipo que depende totalmente de sus goles y su protagonismo.

En poco tiempo, la estrella de Bondy ha pasado de estar apartado del equipo, tras la carta que envió al club anunciando que no renovaría hasta 2025, a ser imprescindible y la bandera del proyecto de Luis Enrique. Es intocable y tiene en su mano la decisión sobre su futuro. El 2 de enero podrá firmar libremente por el club que desee. 

Desde que comenzó la temporada, el PSG ha marcado 12 goles y 8 han sido del delantero parisino. Se marcharon Messi, Neymar y Ramos, llegaron diez jugadores nuevos y un nuevo entrenador, pero el líder sigue siendo el mismo. 

Mbappé es imprescindible para Luis Enrique. Todo gira en torno a él.
AFP

Rodeado de compañeros como Dembélé, Kolo Muani, Asensio, Vitinha, Fabián o Ugarte, nadie duda ni discute el liderazgo absoluto del equipo.  En la Ligue 1 al PSG le toca remontar desde la quinta posición tras un comienzo titubeante y en Champions el sueño sigue siendo el de siempre: subirse al trono de campeón de Europa. 

Números de Mbappé en Ligue 1
Flashscore

Entretanto, el PSG sigue intentando que renueve por todos los medios posibles y el Real Madrid espera paciente a que llegue el mes de enero para poder tener en papel la firma de un jugador cuya llegada se está haciendo esperar más de lo deseado. Una vez más, él decidirá y los demás serán simples pasajeros del autobús que conduce Mbappé. Él lleva el volante y él decidirá, como siempre, la ruta y el destino.