El Valladolid supera 1-2 al Villarreal y conquista La Cerámica en el debut de Pezzolano

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El Valladolid supera 1-2 al Villarreal y conquista La Cerámica en el debut de Pezzolano
El Valladolid  impuso condiciones en La Cerámica
El Valladolid impuso condiciones en La Cerámica
Profimedia
El Valladolid realiza una excelente presentación en La Cerámica que es recompenzada con tres puntos fundamentales en la carrera por la permanencia. Pezzolano termina expulsado en su debut después de una eufórica protesta por el descuento del Villarreal.

Debut, expulsión y triunfo. El primer partido de Pezzolano al frente del Valladolid terminó con una sensación agridulce. El urugayo planteó un encuentro táctico y se encomendó a una defensa integrada por cinco defensores para evitar la generación de juego del local. Se calentó en la segunda parte con  Iglesias Villanueva y vio una tarjeta roja extraña. Al final festejó y tomó un aire primaveral que transmite excelentes sensaciones. 

El Valladolid impuso su ley desde el amanecer del partido. En la previa, Paulo Pezzolano había advertido dos situaciones que incomodaban al Villarreal: la primera es la ausencia del balón. El submarino amarillo sufre sin la pelota en los pies. La segunda, es la presunta “desconexión” entre los volantes interiores y los defensores centrales de los dirigidos por Quique Setién. 

Pezzolano acertó en sus dos predicciones. De una desconexión del mediocampo y la defensa del Villarreal surgió el primer gol del encuentro. En el minuto 1, Selim Amallah (26) ingresó casi sin oposición al área chica de los de Castellón. El marroquí conectó con Cyle Larin (27) y recibió un pase con Pepe Reina (40) encima.

Amallah, sensato, decidió cruzar el balón con un disparo mordido que engañó a Reina y que adelantó al Valladolid. El empate del Villarreal pudo haber llegado en el minuto 13 cuando José Morales (35) aprovechó un buen pase al vacío de Lo Celso (27) para dejar solo frente al arco a Chukwueze (23). El nigeriano celebró con efusividad pero el VAR determinó que ‘el comandante’ estaba en posición antirreglamentaria cuando partió el pase de Lo Celso. 

Las estadísticas del gran triunfo del Valladolid
Opta by Stats Perform

Tres minutos más tarde, las gradas de La Cerámica se levantaron al unísono para apoyar a Alex Baena (21). El centrocampista recibió un puñetazo de Federico Valverde (25) en el parking del Santiago Bernabéu y, acto seguido, denunció al uruguayo por agresión.

Chukwueze no puede solo

Más allá del intento de Chukwueze, las opciones de gol del Villarreal fueron reducidas. La línea de cinco defensores implementada por el Valladolid no le hizo fácil al submarino amarillo el desarrollo de las acciones de riesgo. 

En el minuto 34, de hecho, una nueva desconcentración derivó en el segundo gol del encuentro. El Yamiq (31) robó un balón en su propia área. Hizo una pared con Amallah. Recorrió todo el campo contrario. Dejó atrás a Mendi (31) y colocó el esférico en el arco de Reina. 

Los cambios no se hicieron esperar. En la segunda parte, Quique Setién sustituyó a Baena en el minuto 59 y envió en su lugar a Jackson (21). También ingresaron Capoue (34) y Alberto Moreno (30) mientras que Terrats (22) y Pedraza (27) dejaron el terreno de juego. 

El Valladolid movió sus piezas.  Plata (22) Amallah, Monchu (23) y Larin se retiraron. Aguado (26), Sergio León (34), Mesa (33) y Kenedy (27) entraron con la intención de darle un aire a los del Norte de Castilla. 

Chukwueze fue el jugador que más peligró generó en la segunda mitad. Primero dejando escapar una acción clarísima. Más adelante estrelló un balón contra el larguero que hizo temblar el arco de Jordi Masip (34).

En el minuto 73 la insistencia del Villarreal tuvo premio. Capoue lanzó un remate desde la frontal que no pudo retener Masip. El gol ocasionó la molestia del Valladolid. El Yamiq estaba tendido en el suelo cuando el submarino amarillo marcó el descuento. Pezzolano se retiró expulsado tras realizar una protesta exhaustiva al colegiado. 

El final del encuentro fue predecible. El Villarreal encimó el arco de Masip. Por momentos, la emotividad superó la organización y los constantes intentos finalizaban en nada. El Valladolid aguantó con solvencia el marcador y encendió la lucha por el descenso. 

Con el resultado, el Villarreal queda en la quinta plaza de LaLiga con 47 puntos, producto de 14 victorias, 5 empates y 10 derrotas. El Valladolid, por su lado, escala hasta la posición número 14 con 32 unidades, reflejo de 9 victorias, 5 empates y 15 derrotas.

Jugador del partido Flashscore: Selim Amallah.