La renovación de Nico Williams, atascada, y el agente avisa al Athletic: "En pocos meses termina contrato"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El agente de Nico Williams avisa al Athletic: "En pocos meses termina contrato"
Nico Williams finaliza contrato con el Athletic el 30 de junio
Nico Williams finaliza contrato con el Athletic el 30 de junio
AFP
El futuro de Nico Williams (21) en el Athletic Club de Bilbao corre peligro. El próximo 30 de junio finaliza la vinculación del extremo y aún no hay acuerdo para la renovación de su contrato. Así lo ha afirmado su agente, Félix Tainta, quien ha lanzado un mensaje que suena a serio aviso. "En pocos meses termina contrato, que no se nos olvide".

La tranquilidad deportiva de la que goza el Athletic se ha visto salpicada con las palabras que el representante del menor de los Williams ha lanzado en El Correo. 

"No hay oferta definitiva por parte del club ni del jugador, faltaría más. Es una negociación y un planteamiento de futuro entre las dos partes. Pero si hablamos de una oferta definitiva o se presiona, mal vamos", ha desvelado Tainta respecto a un posible ultimátum del club de Ibaigane al jugador navarro o viceversa. 

Lo que sí hay es un bloqueo en las negociaciones porque el Athletic quiere atar por muchos años a Nico Williams, mientras éste parece preferir un acuerdo de corta o media duración con una cláusula de rescisión asequible para ciertos clubes. La actual es de 50 millones de euros. 

"El club sabe cuál es el planteamiento del jugador, qué es lo que quiere. Debe escuchar al jugador y debe intentar llegar a un acuerdo que sea bueno para las dos partes, siempre partiendo de la base de que en pocos meses termina contrato, que no se nos olvide", ha avisado el agente del internacional español. 

El Barcelona, y varios clubes de la Premier, como el Aston Villa de Unai Emery, tienen un enorme interés en incorporarle a sus plantillas. Más aún si llega como jugador libre, lo que pasará a partir del 30 de junio si antes el Athletic de Bilbao no se pone las pilas.