Escocia sigue apretando y Noruega se activa en el camino a la Eurocopa

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Escocia pone la directa hacia la Eurocopa y Haaland lidera el primer triunfo de Noruega
Haaland, clave para Noruega
Haaland, clave para Noruega
@nff_landslag
La selección española cae un puesto en su grupo de clasificación al torneo continental, aunque tiene dos partidos menos respecto a los nórdicos y aspira a volver a la segunda posición lo antes posible.

Con la mitad de los partidos disputados, Escocia mantiene su pleno de puntos y sigue muy afianzada en lo más alto del Grupo A, posición de la cual no va a caer por un tiempo porque mantiene una renta muy importante respecto al resto, incluida la Roja, que tan solo ha jugado un par de encuentros y fue también una de sus víctimas (2-0). El balance es difícilmente mejorable: gran efectividad en ataque (nueve goles a favor) y un rendimiento espectacular en defensa (un tanto en contra).

Los británicos vencieron por el mismo resultado que al conjunto dirigido por Luis de la Fuente gracias a los tantos de Callum McGregor y Scott McTominay. Seis minutos tardaron en abrir el marcador y fue ya al arranque del segundo tiempo cuando el futbolista del Manchester United firmó el tanto de la sentencia, una losa demasiado grande para Georgia, que se queda en la segunda plaza con cuatro unidades.

En el otro envite, Noruega decidió meterse en la pelea tras superar a la débil Chipre. Esta última, con el casillero a cero y sin sensaciones de poder cambiar su mala dinámica, parece estar casi descartada en la lucha por acabar entre las dos posiciones más altas. Además, conviene recordar que aún debe jugar dos veces ante la gran favorita y flamante campeona de la Liga de Naciones.

Erling Haaland, que ya marcó de penalti hace unos días, volvió a ser protagonista. Esta vez volvió a ver portería desde los once metros, aunque fue su compañero Ola Solbakken quien inauguró el marcador antes de alcanzar el cuarto de hora. Después, abrió la brecha antes del minuto 60 y sentenció la victoria a pase de Martin Odegaard. Grigoris Kastanos hizo el del honor cuando agonizaba el choque.