Albania, Eslovenia y Eslovaquia: las selecciones revelación camino de la Eurocopa

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Albania, Eslovenia y Eslovaquia: las selecciones revelación camino de la Eurocopa
Ardian Ismajli de Albania pelea por un balón con Jan Kuchta de la República Checa
Ardian Ismajli de Albania pelea por un balón con Jan Kuchta de la República Checa
Profimedia
El camino para Alemania 2024 continúa. Esta semana se disputan dos nuevas jornadas de la fase de clasificación. Cuando la mayoría de las selecciones han disputado ya cinco o seis partidos, algunas como España cuatro por la disputa de la Nations League, se pueden ver ciertas tendencias en los grupos.

Hasta la fecha las selecciones con mejores resultados son Portugal, Francia y Escocia. Los lusos, aspirantes al título el verano que viene, han ganado los seis partidos que han disputado. Galos y británicos también llevan pleno de victorias pero con un partido menos disputado. Escocia, rival de España este jueves en Sevilla, es la gran sorpresa de esta ronda, circunstancia que confirmó derrotando a los nuestros en Glasgow y venciendo a Noruega a domicilio. La Tartan Army se ha colado de este modo entre dos de las grandes selecciones del continente en el Top 3.

Pero la lista de sorpresas no acaba ahí. El Grupo E está liderado por Albania, después de haber obtenido resultados positivos ante dos rivales en teoría superiores. Su empate en Praga ante la República Checa y su victoria en Tirana ante Polonia le colocan en una posición privilegiada para disputar su segunda Eurocopa, después de participar en Francia 2016 donde derrotaron a Rumanía.

Los de Sylvinho cuentan con varios jugadores de nuestra liga como Balliu, Baré o Uzuni y otros tantos con experiencia en ligas punteras como es el caso de Hysaj, Bajrami o Asllani.

La Eslovenia de Oblak, muy cerca de volver

Eslovenia se ha confirmado en los últimos años como una potencia en diferentes deportes pese a contar con poco más de 2 millones de habitantes. Es el caso del baloncesto, donde la selección liderada por Luka Doncic se proclamó campeona de Europa en 2017 o del ciclismo, donde cuentan con ganadores de grandes vueltas como Primoz Roglic y Tadej Pogacar. En fútbol aún no han alcanzado ese nivel pero van camino de volver a una Eurocopa, algo que no hacen desde Bélgica-Países Bajos 2000 donde liderados por Zahovic se enfrentaron a España en la fase de grupos.

En esta fase de clasificación el bloque está funcionando bien. Colideran el grupo E junto a Dinamarca con cuatro victorias, un empate y una derrota y tienen en el portero del Atlético de Madrid, Jan Oblak uno de sus estandartes junto al delantero del Panathinaikos, Andraz Sporar, su hombre gol.

Eslovaquia, a la sombra de Portugal

Los eslovacos van segundos, solo por detrás de la imbatible Portugal, en el grupo J. Sus victorias ante rivales de su nivel como Bosnia-Herzegovina (2-0) e Islandia (1-2) les colocan en una posición privilegiada. Únicamente han caído ante los lusos, a los que se enfrentan el viernes en Oporto.

Han participado en las dos últimas Eurocopas y sueñan con repetir presencia dentro de nueve meses en tierras germanas. Liderados por el veterano Juraj Kucka y por el mediocentro del Nápoles Stanislav Lobotka, cuentan en sus filas con el zaguero del Mallorca Martin Valjent.

Israel y Moldavia

Otras selecciones que están teniendo una actuación destacada son Israel o Moldavia. Los hebreos que de momento tienen aplazado su duelo ante Suiza por la guerra provocada por Hamas, están a tan solo un punto de la segunda plaza que ocupa Rumanía. Shon Weissman del Granada, es junto a Manor Salomon y Oscar Gloukh uno de sus puntales.

En el caso de Moldavia, ocupa la tercera posición en el grupo E empatada con la República Checa y a dos puntos de Albania. Los moldavos igualaron sin goles contra los checos en Chisinau y en el mismo escenario derrotaron 3-2 a Polonia. Nunca se han clasificado para un gran evento y tienen en el delantero del Heerenveen Ion Nicolaescu a su máximo goleador histórico.