El Nuevo San Mamés busca apuntarse su primera clasificación para una final de Copa

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

El Nuevo San Mamés busca apuntarse su primera clasificación para una final de Copa

Imagen de San Mamés durante el Athletic-Mallorca de liga
Imagen de San Mamés durante el Athletic-Mallorca de ligaProfimedia
Ni cotiza en las casas de apuestas que el estadio bilbaíno se va a llenar hasta la bandera para hacer bueno el 0-1 del Metropolitano. El Athletic está en un momento dulce, en quinta posición en liga y la comunión de la hinchada con el equipo es total. Los bilbaínos han llegado en cinco ocasiones a la final de Copa en la era moderna y en todas ellas han perdido la final.

El Athletic, otrora rey de Copas, se ha reencontrado con esta competición en la era moderna, completando grandísimas temporadas. Pero siempre le ha faltado culminarlas. Para llegar a una nueva final, antes toca eliminar a un Atlético de Madrid que, pese al 0-1 adverso con el que acude a Vizcaya, no va a poner las cosas nada fáciles.

El último triunfo copero del Athletic data de 1984 cuando un solitario gol de Endika ante el Barcelona daba a los rojiblancos su torneo número 23, en un partido que pasó a la historia por la trifulca posterior al pitido final.

Desde entonces, ha habido seis intentonas, todas ellas infructuosas, cinco de ellas en la era "moderna". La primera de ellas tuvo lugar en 1985 y se accedió a la misma con una derrota en el Villamarín por la mínima tras haber ganado en San Mamés (2-0). La final la perdieron los bilbaínos ante el Atlético de Madrid.

El viejo estadio

San Mamés ha sido fundamental para acceder a dos de las cinco finales que ha alcanzado el club en los últimos 15 años. Pero el nuevo estadio, inaugurado en 2013 aún no ha podido vivir la felicidad del pase a una final, en el último encuentro en casa antes del desplazamiento.

En el primero de esos intentos, en 2009, el viejo estadio que estaba a reventar, participó activamente en la remontada del 2-1 adverso de la ida ante el Sevilla. Javi Martínez, Llorente y Toquero firmaron un 3-0 que metía al Athletic en una final 25 años después, que acabaría perdiendo ante el Barcelona.

Fernando Llorente y Fran Yeste celebran la remontada ante el Sevilla en 2009
Fernando Llorente y Fran Yeste celebran la remontada ante el Sevilla en 2009AFP

En 2012, el sorprendente Mirandés, por entonces en Segunda B, se plantó en semifinales. Aunque el Athletic, venía de conseguir un 1-2 en la localidad burgalesa, sentenció en la vuelta con un contundente 6-2. De nuevo, el Barça en la final acabó con el sueño de los bilbaínos. Si tres años antes fue en Mestalla, en esta ocasión el escenario fue el Vicente Calderón.

Cornellá, Los Cármenes y Ciudad de Valencia

En 2015, el Athletic accedió a la final en Cornellá, tras ganar al Espanyol 0-2. Marcaron Aduriz y Etxeita. En la ida, ya en el Nuevo San Mamés, el resultado había sido de 1-1. En la final, el Barça, por tercera vez, ahora en el Camp Nou, le apartaba del título.

Antes de la pandemia, en 2020, el Athletic también pasó a la final lejos de San Mamés. El 1-0 de Muniain en la ida ante el Granada dio paso a una derrota en Los Cármenes por 2-1. El gol de Yuri en el 86 hizo bueno el valor doble de los goles en campo contrario que había en ese momento. El de Zarauz rescató a un equipo que estaba virtualmente eliminado por los goles de Carlos Fernández y Germán. Esa final, sin público por la COVID, la perdieron 1-0 en La Cartuja ante el eterno rival. Una Real Sociedad con la que podrían verse las caras este año otra vez.

Yuri celebra su gol en Granada en 2020
Yuri celebra su gol en Granada en 2020Profimedia

Y en 2021, en plena pandemia, sin público en las gradas, el Athletic volvía a meterse en una final fuera de casa. Un 1-1 en San Mamés ante el Levante dio paso a un 1-2 con remontada incluida en el Ciudad de Valencia. Raúl García y Berenguer, en la prórroga, remontaron el tanto inicial de Roger Martí.

Sin Yuri Berchiche

El Athletic no podrá contar con el lateral izquierdo de Zarauz para recibir al Atlético de Madrid. Yuri fue sustituido durante el partido contra el Betis en el Villamarín y el parte médico ha determinado que sufre una lesión muscular en la musculatura isquiosural de su pierna derecha.

Aunque está pendiente de evolución, su participación en la vuelta de las semifinales de la Copa se antoja prácticamente imposible.