Liga de Campeones: Xavi raja del árbitro Kovacs, al que le ha dicho "que ha sido un desastre, no nos podemos callar"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Xavi raja del árbitro: "Le he dicho que ha sido un desastre, no nos podemos callar"

Xavi aplaude a la afición del Barça junto a Raphinha tras ser eliminados por el PSG
Xavi aplaude a la afición del Barça junto a Raphinha tras ser eliminados por el PSGAFP
Xavi Hernández no ha tenido pelos en la lengua para decirle al colegiado del Barça-PSG lo que pensaba de su actuación. El técnico azulgrana se expone a una fuerte sanción si el árbitro rumano Kovacs lo refleja en su informe a la UEFA.

Para el técnico azulgrana, el culpable de que el Barcelona no haya alcanzado las semifinales de la Liga de Campeones tiene nombre y apellido y un silbato en la boca: István Kovács. 

Tan claro lo tiene que una vez finalizado el encuentro se dirigió a él para decirle que lo había hecho rematadamente mal. "El árbitro ha estado muy mal, no ha entendido el juego. Le he dicho que ha sido un desastre. Marca tanto la eliminatoria que tenemos que decirlo, no nos podemos callar", ha reconocido en Movistar. 

Según Xavi, que también fue expulsado, la roja a Araujo fue demasiado castigo y marcó el devenir de la eliminatoria. "Es una pena que el trabajo de toda una temporada, por una decisión arbitral, se termine aquí. Me hubiera gustado jugar 11 contra 11 contra Luis Enrique todos los minutos. Esta expulsión era innecesaria", ha insistido.

De ahí que estén en el Barcelona "contrariados, enrabietados, porque la jugada marca la eliminatoria. Con 11 contra 11 estábamos bien en el campo. Para mí es demasiado pitar roja. No es bueno para el futbol quedarse con 10 y ahí es otro partido, otra eliminatoria". 

Quitar a Yamal

Sacrificar a Lamine Yamal tras quedarse con uno menos le costó mucho, pero el de Terrassa lo ha justificado así. "Hemos dudado porque Pedri sale de una lesión, pero queríamos algo de control. Teníamos por las bandas a Raphinha y a Cancelo, y hemos preferido quitar a Lamine. Luego, hemos tenido incluso el empate a 2 con Gündogan, antes el 2-0 con Robert. Oportunidades claras para meternos en la eliminatoria, pero siempre a remolque con 10 es muy complicado". 

De nuevo preguntado sobre si volverá a intentar ganar la Champions con el Barça el año que viene a pesar de su renuncia pública, Xavi fue escueto. "El Barça lo volverá a intentar. Hemos hecho una Champions notable, muy digna, el año que viene volveremos, pero los pequeños detalles hay que controlarlos".