Entrevista Flashscore | Luis García: "Coincidí con Benítez en el Tenerife de casualidad"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Entrevista Flashscore | Luis García: "Coincidí con Benítez en el Tenerife de casualidad"

Luis García, con los veteranos del Liverpool
Luis García, con los veteranos del LiverpoolProfimedia
Luis García Sanz es uno de los jugadores más icónicos del fútbol de hace dos décadas. Internacional con España en 20 ocasiones (con tres goles anotados), salió de la cantera del Barça, para volver al primer equipo después de jugar en Valladolid, Toledo, Tenerife y Atlético de Madrid. Posteriormente, se fue al Liverpool, donde conquistó la Champions. También ha jugado en el Racing, en Grecia, México, India y Australia. Recientemente ha compartido unos minutos de charla con Arturo Herrera, de Flashscore Audios y ha analizado su trayectoria deportiva.

Pregunta: ¿Qué es el fútbol para ti?

Respuesta: El fútbol para mi es todo. Me ha dado tantas cosas y me sigue dando tantas cosas que para mi lo es todo. Uno siempre intenta poner a la familia por delante y poquitas cosas más superan eso. Un deporte que desde pequeñito amaba y hoy mismamente voy a jugar un partido porque se echa muchísimo de menos.

P: Y lo más bonito es que has llegado a la élite sin que nadie te haya regalado nada...

R: A nadie le regala nada. Llegar hoy en día como era antes a primera división o al fútbol de élite es complicadísimo. No hay más que ver la cantidad de niños que se esfuerzan, dan el máximo y son muy poquitos los que llegan. 

P: Y además, aún puedes seguir disfrutando del fútbol.

R: Sí, se han puesto de moda los partidos de ex jugadores, la gente todavía tiene ganas de ver a los futbolistas de su época de juventud. Afortundamente para nosotros, tenemos la suerte de poder jugar y estar de nuevo en el estadio.

"Tuve un par de pretemporadas con el Barça de Van Gaal que fueron muy positivas"

P: Despuntas en Tenerife y Valladolid y luego te llega una oportunidad en el Atleti...

R: Después de tres años en la cantera del Barcelona, con un par de pretemporadas con Van Gaal, que fueron muy positivas aunque sabíamos la dificultad que tenía jugar en el primer equipo del Barcelona viniendo del Barça B, busqué oportunidad en el Valladolid. Allí estuve poco, me cedieron cuatro meses al Toledo y luego al Tenerife.

Coincidí con Rafa Benítez de casualidad porque el entrenador que estaba era Ángel Cappa, que me llamó personalmente. De hecho, me decanté por el Tenerife porque me llamó el entrenador. Cuando llegué me dijo que se marchaba porque no le dieron los jugadores que pedían y llegó Rafa Benítez.

Disfrutamos de un ascenso, de los más bonitos que tuvo el Tenerife, recalé en el Valladolid donde estuve un año, me volvió a fichar el Barcelona y me vendió al Atlético de Madrid. Ahí es donde se dio el primer paso para que Luis García entonces cogiese un poquito de nombre y se hiciese un hueco en Primera división

P: En el Atleti se te conocía como el zurdo más diestro por la cantidad de goles que conseguiste con la pierna derecha.

R: No recuerdo bien si lo practicaba de pequeño o viene en el ADN. La derecha ha sido la gran suerte que he tenido porque soy zurdo. Hay jugadores que años después tenían la duda de si era derecho o zurdo. Sí soy zurdo, pero la mayoría de las cosas en el campo las hago inconscientemente con la derecha.

En el Atlético de Madrid me benefició el poder jugar tanto en banda derecha como por la izquierda o en mediapunta. Se hizo un gran año con nuestro queridísimo Luis Aragonés, que me dio la oportunidad de ser llamado por la selección, aunque no debuté porque me lesioné la semana antes.

"Me lesioné las dos primeras veces que me llamó la selección"

P: Años después sí que te conviertes en un referente de la selección

R. El año siguiente vuelvo al Barcelona como jugador del primer equipo. La temporada está yendo bastante regular y a partir de enero el equipo empieza a funcionar bien de la mano de Ronaldinho y de la incorporación de Davids.

Me llama Iñaki Sáez para volver a ir a la selección. Jugábamos el Clásico el fin de semana y el sábado antes de viajar a Madrid, haciendo estrategia, me lesioné el aductor. Lo que es el fútbol, iba a ser titular en el Clásico en el Bernabéu con el Barcelona, me acababan de llamar para la selección y justo arranco en un córner para hacer una jugada en corto y me lesiono.

Me pierdo el Clásico que ganamos 2-1 con gol de Xavi y no puedo ir convocacdo nuevamente, por segunda vez, con la selección. La verdad es que fue un momento duro.

P: En una mala temporada del Barça, aunque finalmente queda segundo uno de los que mejor nivel tiene eres tú.

R: Después de recuperarme de esa lesión, que me tiene apartado tres semanas, el equipo empieza a recomponerse y no perdemos ningún partido. Se nos escapa La Liga porque empatamos en el campo de la Real y es el Valencia el que se lleva LaLiga. La carrerilla que llevábamos hacía indicar que podíamos alcanzar al Valencia.

Luis García, con Milan Baros, en su época de futbolista
Luis García, con Milan Baros, en su época de futbolistaProfimedia

P: Y ese verano te llama Rafa Benítez para ir al Liverpool.

R. Ya tuvimos contacto el año anterior. Solíamos hablar en pretemporada y me comentó que quería llevarme a Valencia, para ser el sustituto del Kily González. Se fue demorando todo y decidí dar el paso al Atlético de Madrid. En la 2003-2004 había hecho la pretemporada con el Barcelona, después de la gira de Asia, llegaron jugadores como Deco, Larsson o Etoo. El equipo apuntaba a que si no iba a ser campeón de Liga iba a estar muy cerquita. Yo tenía la familia aquí, ya que soy de Barcelona, mi mujer estaba embarazada y no fue fácil decir "me voy a Liverpool y dejo todo aquí".

Pero el hecho de  tener la confianza de un entrenador, el cariño que me mostró el Liverpool me hizo decidir marcharme. No sé qué hubiese pasado si me llegó a quedar aquí, pero no tengo ningún remordimiento ni mal sabor de boca.

P: Fue maravilloso lo que viviste, el primer año ganastéis la Champions y vinieron más títulos

R: El primer año ganamos la Champions (y después vinieron la Supercopa de Europa, la FA Cup y la Community Shield), fue todo muy rápido, ya que jugamos seis finales prácticamente en tres años. La ciudad, desde 2001 que ganaron la UEFA con el famoso partidazo contra el Alavés, echaba mucho de menos las copas. No te digo la Champions, la Premier hacia muchísimos años que no la ganaba, se había ganado alguna copa nacional, en 2001 se hizo triplete con las dos copas y la UEFA, pero se echaban muchos años de menos los grandes títulos.

Además, lo conseguimos de la nada. Llegamos Xabi Alonso, que tendría 21 años y yo. Es verdad que había grandes jugadores como Gerrard, Carragher o Hyypia, había una base fantástica se firma a Djibril Cissé y a Mila Baros pero no se esperaba que el Liverpool hiciese lo que hizo. 

P: ¡Qué delantero era Djibril Cissé!

R: Sí, era pura fuerza, velocidad, potencia, gol... Era un espectáculo verle tirar a puerta. A mitad de temporada se rompió la pierna él sólo. Una imagen horrorosa ante el Blackburn Rovers. Fue una pena, porque además estaba en su mejor momento. Tuvo una fractura de tibia y peroné, que suponía siete meses de baja en octubre o noviembre, pero finalmente se convierte en uno de los jugadores que marca uno de los penaltis en la final de Champions. Fue una recuperación, no digo milagrosa pero prácticamente. Cinco meses después estaba con nosotros. Sorprendía muchas veces, con sus controles y voleas, no era el típico jugador técnico pero sorprendía con una chilena por el aire o una volea. Era un jugador muy completo.