El águila derrota al halcón y Polonia castiga la falta de puntería saudí (2-0)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El águila derrota al halcón y Polonia castiga la falta de puntería saudí (2-0)
Lewandowski se estrenó como goleador en un Mundial con el tanto logrado ante Arabia Saudí.
Lewandowski se estrenó como goleador en un Mundial con el tanto logrado ante Arabia Saudí.
AFP
Polonia derrotó por 2-0 a Arabia Saudí en la segunda jornada del Grupo C. Los Halcones Verdes árabes fueron todo corazón y merecieron más, pero las Águilas Blancas europeas fueron superiores donde más importa, en las dos áreas. Szczesny (32) fue un muro en la portería polaca con multitud de intervenciones, incluyendo un penalti detenido, y Robert Lewandowski (34) rompió finalmente su mala racha en los Mundiales anotando un gol y dando otra asistencia a Piotr Zielinski (28). Con este resultado, ambos equipos llegan a la última jornada con opciones de clasificarse para octavos de final.

El fútbol en general, y los Mundiales en particular, permiten que se produzcan a veces resultados sorprendentes y que la épica sea un factor determinante en el futuro de los equipos. Ningún analista en su sano juicio habría previsto que Arabia Saudí habría podido llegar a la segunda jornada de la fase de grupos con opciones de meterse en octavos de final. Pero, tras su meritorio triunfo ante uno de los cocos del campeonato como es la Argentina de Messi, los chicos de Hervé Renard llegaban al duelo ante Polonia con la posibilidad de romper todos los pronósticos que les ponían como la cenicienta del grupo C.

Polonia, por su parte, venía de un gris empate a cero contra México. No todas las selecciones tienen la suerte de contar con uno de los mejores delanteros del mundo como es Robert Lewandowski, pero el ariete del Barcelona vivió un debut para olvidar en el que falló un penalti, con lo que no pudo estrenar su cuenta goleadora en los Mundiales (ningún tanto en cuatro partidos hasta ese momento).

Estadísticas del Polonia-Arabia Saudí
Opta by Stats Perform

Arabia Saudí dominó sin premio

Con estos precedentes tan contrapuestos arrancó el partido en el Estadio Ciudad de la Educación. Los árabes se aprovecharon de su dinámica positiva y, con un fútbol alegre, rápido y vigoroso, fueron los dueños de la escena ante unos polacos impotentes que no lograban igualar el ímpetu de sus adversarios.

Puede que el posible acceso a octavos espoleara a los saudíes, pero seguro que también ayudaban los incentivos extra con los que contaban. Si la victoria ante Argentina provocó que su rey Salman bin Abdelaziz decretara un día festivo nacional y que el príncipe Mohamed bin Salman les regalara a cada uno de los jugadores un Rolls-Royce Phantom, valorado en medio millón de euros, quién sabe qué excentricidad saldría de las mentes de personas que tienen el dinero por castigo si lograban dar la campanada.

El caso es que cada equipo emplea las armas que están a su alcance en cada momento. Los polacos, un pueblo duro y aguerrido, no se podían permitir lo que estaba sucediendo por lo que, a falta de fútbol, subieron el nivel físico y frenaron a Arabia a base de faltas, pudiendo incluso quedarse con uno menos si el árbitro brasileño Wilton Sampaio hubiera castigado a Cash con una posiblemente merecida segunda amarilla por un codazo a un oponente.

La inercia de los Halcones Verdes se detuvo levemente llegada la media hora de juego, lo que las Águilas Blancas aprovecharon para volar hacia su presa en picado. En una acción de juego directo comenzada por el portero Wojciech Szczesny (32), el balón llegó a un incomprensiblemente solo Lewandowski dentro del área. Este no pudo rematar, pero encontró a Zielinski, que no perdonó y adelantó a los suyos.

Estadísticas de Robert Lewandowski ante Arabia Saudí
Opta by Stats Perform

Szczesny brilló para Polonia

Si Sampaio no había acertado a ver la roja de Cash, sí que cobró protagonismo cuando el VAR le llamó para pitar un penalti de Bielik sobre Alshehri. Al Dawsari se encargó de ejecutarlo con la intención de lograr el primer gol de la historia de Arabia Saudí contra un equipo europeo en un partido oficial, pero Szczesny no quiso formar parte de esa estadística. Todo lo contrario, porque el guardameta de la Juventus hizo la intervención de lo que llevamos de Mundial de Catar. Paró el penalti y, en el rechace, también se hizo enorme para júbilo tanto de sus compañeros, que corrieron a abrazarle, como de la afición polaca presente en el estadio.

Si el arquero noreuropeo salvó a su país en la primera mitad, no iba a ser distinto en la segunda, porque Arabia, sin nada que perder, fue a por todas y continuó atacando de inicio mereciendo el empate. Pero el fútbol no entiende de méritos sino de capacidad de ejecución. Cuando mejor estaban los de Renard, Polonia recordó que su pólvora ofensiva era de mejor calidad y estuvo a punto de conseguir su segundo gol. Primero, con un remate de cabeza de Milik que se estrelló en el larguero. Después, con un remate a bocajarro de Lewandowski que, entre el portero Al Owais y el palo, impidieron de nuevo el primer gol del Bota de Oro en un Mundial.

Lewandowski logró su ansiado primer gol mundialista 

Se dice que la historia es cíclica y está condenada a repetirse. Arabia Saudí había perdido los siete partidos disputados ante selecciones europeas y parecía como si el peso del destino fuera algo imposible de superar. Solo así se explica que los Halcones Verdes no lograran un premio superior. El fútbol siempre es cruel para unos, y los pupilos de Czeslaw Michniewicz se aprovecharon de esta máxima. Al Malki intentó sacar el balón jugado, pero lo perdió en la frontal ante Lewandowski. Esta vez ya no podía fallar y él lo sabía, porque batió por bajo al guardameta árabe en el mano a mano y mostró que la máquina fría e implacable también es humana al celebrar su primer tanto mundialista con lágrimas y una sensación de liberación que puede ser clave para el último partido del grupo ante Argentina.

Todavía pudo marcar otro tanto el centrodelantero azulgrana, pero el 2-0 ya era un resultado suficientemente engañoso con lo visto durante los 90 minutos. Arabia Saudí tendrá su última oportunidad de hacer historia y meterse en octavos ante México el próximo miércoles, algo factible si juega al mismo nivel que el mostrado en sus dos partidos en Catar

Jugador Flashscore del partido: Szczesny.

Aquí puedes consultar todas las estadísticas del Polonia-Arabia Saudí.