Bucsa pasa a segunda ronda, pero Martínez, Zapata y Munar se despiden por la vía rápida

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Bucsa pasa a segunda ronda, pero Martínez, Zapata y Munar se despiden por la vía rápida
Bucsa, durante su victoria ante Lys.
Bucsa, durante su victoria ante Lys.
Profimedia
Cristina Bucsa debutó en el Abierto de Australia con una trabajada victoria ante Eva Lys en la que tuvo que remontar para meterse en segunda ronda. Peor suerte corrieron Pedro Martínez, Bernabé Zapata y Jaume Munar, que quedaron eliminados y no tuvieron apenas opciones contra Hubert Hurkacz, Karen Khachanov y Dalibor Svrcina, respectivamente.

Además de Rafa Nadal, tan solo Cristina Bucsa pudo ganar su partido de primera ronda en el Abierto de Australia de entre los integrantes de la Armada. A la española le sentó bien el hecho de meterse por primera vez en el top 100 de la clasificación de la WTA y se sobrepuso a un mal primer set para derrotar a Eva Lys, la número 126 del mundo, por 2-6, 6-0 y 6-2.

Ambas tenistas venían de meterse en el cuadro principal a través de la fase previa. Bucsa, aunque comenzó el partido de manera prometedora rompiéndole el saque a la alemana, estuvo demasiado fallona (hizo 20 errores no forzados en el primer set) y perdió cinco juegos seguidos, tres de ellos con su saque, para verse obligada a tener que remontar para seguir viva en el torneo.

Y lo logró de una manera avasalladora. La cántabra subió el nivel, minimizó sus errores no forzados (en las dos mangas siguientes hizo un total de 13) y ganó 12 de los siguientes 14 juegos para lograr la segunda victoria de su carrera en un Grand Slam.

En segunda ronda, Bucsa no lo tendrá nada fácil porque se enfrentará a la canadiense Bianca Andreescu, campeona del US Open en 2019 aunque actualmente se encuentra en el puesto 43 del ranking, y que derrotó a la cabeza de serie número 25, Marie Bouzkova, por 6-2 y 6-4.

Tres españoles quedaron eliminados este lunes en el cuadro masculino

Además de Nadal, otros tres españoles debutaban en primera ronda este lunes, aunque ninguno de ellos pudo presentar demasiada batalla a sus rivales. Era previsible que Pedro Martínez, situado en el puesto 60 de la clasificación mundial, cayera ante el décimo cabeza de serie Hubert Hurkacz, pero el polaco mostró un nivel todavía superior al esperado.

Ganó el 86% de los puntos con su servicio (60 de 70), no permitió ninguna bola de break en contra en todo el partido y acribilló al valenciano con 24 saques directos. Además, no pudo estar más acertado al resto, puesto que convirtió las cuatro opciones de rotura de las que dispuso para acabar ganando por 7-6 (1), 6-2 y 6-2.

Con un resultado similar acabó el duelo entre Bernabé Zapata, el número 72 del ranking, y Karen Khachanov, el vigésimo cabeza de serie del torneo. El primer set fue la clave. El ruso logró un break pronto y tuvo tres bolas de set con 5-4 y su saque, pero el valenciano pudo remontar para llevar el primer parcial al tie-break, aunque ahí poco pudo hacer contra el mejor juego de su rival.

Zapata acusó demasiado el haber perdido el primer set y desapareció del encuentro. Los dos siguientes parciales duraron menos minutos (57), que lo que duró el primero (68) y fueron un paseo para Khachanov, que acabó resolviendo su primera ronda por un marcador de 7-6 (3), 6-2 y 6-0.

Por último, Jaume Munar también dijo adiós a las primeras de cambio al no poder superar al prometedor Dalibor Svrcina. Aunque la diferencia en la clasificación de la ATP podía llevar a engaño, puesto que el balear es el número 64 del mundo y el checo es el 216, este último confirmó su línea ascendente y ganó 6-3, 6-2 y 6-2.

El español solo pudo hacerle daño a su contrincante al inicio del partido, cuando logró el único break que hizo en todo el encuentro. A partir de ahí, Svrcina fue un rodillo y no dio ninguna opción a un Munar demasiado fallón (acabó con 51 errores no forzados, por solo 27 de su rival), con lo que logró la primera victoria de su carrera en un Grand Slam.