Bucsa y Bouzas, únicas supervivientes españolas en la previa del Abierto de Australia

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Bucsa y Bouzas, únicas supervivientes españolas en la previa del Abierto de Australia
Jéssica Bouzas ganó su partido y sigue adelante en la previa del Abierto de Australia.
Jéssica Bouzas ganó su partido y sigue adelante en la previa del Abierto de Australia.
AFP
La fase previa del Abierto de Australia ya solo tiene a dos españolas con opciones de clasificarse al cuadro principal. Son Cristina Bucsa y Jéssica Bouzas, que ganaron sus partidos ante Ashlyn Krueger y Ellen Pérez. Menos suerte corrieron Rebeka Masarova, Marina Bassols y Aliona Bolsova en el torneo femenino y Fernando Verdasco y Carlos Taberner en el masculino, puesto que dijeron adiós al primer grande del año.

Pleno de derrotas españolas en la previa masculina

Fernando Verdasco, el número 125 de la ATP, quedó eliminado de la previa del Abierto de Australia tras caer ante Juncheng Shang, en el puesto 194, por 6-3, 2-6 y 6-4. El madrileño logró sobreponerse al set inicial del chino rompiéndole su saque hasta en dos ocasiones en el segundo parcial para nivelar la balanza, pero un inoportuno break con 3-3 en la última manga hizo que el asiático hiciera inútiles los siete saques directos de Verdasco en el partido y lograra la victoria.

El que no tuvo apenas opciones fue Carlos Taberner (el 170 del mundo), que tuvo demasiados problemas con su saque y fue derrotado por el estadounidense Denis Kudla por 7-5 y 6-3. El valenciano hizo nueve dobles faltas y solo metió en juego el 43% de sus primeros servicios. Esto, sumado a que no logró ejecutar ninguna de las seis bolas de break de las que dispuso, hizo que el triunfo fuera imposible y el norteamericano impusiera su mejor ranking (es el 102 de la ATP).

Masarova pagó caro su esfuerzo en Auckland

Tan solo dos de las cinco españolas que jugaban este miércoles pudieron contar sus partidos por victorias. Cristina Bucsa, la cuarta cabeza de serie de la previa australiana, no tuvo ningún problema para imponerse con facilidad a Ashlyn Krueger, 79 puestos por detrás de ella en el ranking (102 y 181) por 6-2 6-0 en solo 53 minutos aprovechando los 20 errores no forzados de la estadounidense. La japonesa Nao Hibino será su último obstáculo para llegar al cuadro principal.

Tampoco sufrió apenas Jéssica Bouzas (183 de la WTA), que venció a la jugadora local Ellen Pérez (la 362 del mundo) por 6-3 6-2 gracias a su buen nivel en el resto, donde ganó seis de los nueve juegos cuando sacaba la australiana. Si quiere estar en la ronda principal, deberá sorprender a la joven checa de 15 años Brenda Fruhvirtova, una de las promesas del tenis europeo y que a su corta edad ya es la 135 del ranking.

En el apartado de derrotas, destaca por encima de todas la de Rebeka Masarova, flamante finalista en el torneo de Auckland de la semana pasada, que sucumbió ante Lucrezia Stefanini, la 141 del mundo, por 1-6, 6-3 y 6-3. Pese a que la nacida en Basilea, que llegó al top 100 por primera vez esta semana (concretamente escaló hasta el puesto 94) comenzó con autoridad, sus 50 errores no forzados (con siete dobles faltas), más del doble que la italiana, le castigaron con una derrota y no podrá jugar el primer grande de la temporada. 

La que no tuvo ninguna opción fue Aliona Bolsova, que cayó ante la veterana Lesia Tsurenko por 6-1 y 6-2. Pese a que la clasificación de ambas es similar (145 y 134 la ucraniana), la española nacida en Moldavia hizo un mal partido con solo un ganador y 25 errores no forzados, lo que supuso su derrota.

El partido más disputado fue el que enfrentó a Marina Bassols, situada en el puesto 125 de la WTA, ante Kristina Mladenovic, la 152 del mundo aunque llegó a ser la número 10 en 2018. En un encuentro marcado por los errores de ambas (53 errores no forzados de la española por 44 de la francesa, con 10 dobles faltas cada una), fue la gala la que se llegó el gato al agua por 2-6, 7-6 (8) y 7-5 en tres horas y 25 minutos de maratón tenístico.