Álex Abrines, baja indefinida por una pubalgia

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Álex Abrines sufre una pubalgia y continuará en la enfermería del Barça
Abrines, en una entrada a canasta.
Abrines, en una entrada a canasta.
acb Photo / S. Gordon
El regreso del balear tendrá que esperar debido a una lesión que siempre es delicada y cuyo final nunca suele conocerse con premura.

Las pruebas realizadas han confirmado que Álex Abrines sufre una pubalgia, motivo por el cual estará en el dique seco durante al menos unas semanas más. La fecha de vuelta es desconocida y todo dependerá de la "evolución", como destaca el club en su comunicado médico. Este contratiempo, que no sólo se ve en baloncesto, suele venir acompañado por cierta dosis de incertidumbre que no ayuda a la hora de mantener la paciencia.

El Barcelona tendrá que asumir los siguientes compromisos sin el mallorquín, quien verá desde la grada encuentros como el de este miércoles contra el Olympiacos, el del viernes frente a Zalgiris Kaunas o el del domingo en la pista del Lenovo Tenerife. Lo cierto es que no se le espera antes de que termine enero y está por ver si llega a tiempo para la Copa del Rey, torneo que se disputará en Málaga y en el cual los culés serán cabezas de serie.

Abrines no compite desde el 17 de diciembre, cuando la entidad azulgrana se llevó la victoria ante Cazoo Baskonia en un partido correspondiente a la Liga Endesa. Entonces, el ex del Unicaja estuvo sobre el parqué durante casi un cuarto de hora, tiempo de sobra para sumar siete puntos y capturar un rebote. Dos días atrás, sin embargo, fue incapaz de anotar al menos una canasta contra el Olimpia Milano a lo largo de 23 minutos y 26 segundos. 

La situación del Barça ha cambiado de forma drástica, o eso parece, a raíz del triunfo ante el todopoderoso Real Madrid en el máximo torneo continental. Afrontaron el complicadísimo envite tras sumar seis derrotas en los ocho partidos anteriores y, sin embargo, los de Roger Grimau dieron un paso adelante en la primera cita del recién inaugurado 2024. El citado Baskonia y el Obradoiro han sido sus siguientes víctimas.