Euroliga: Lessort se viste de hombre del mazo para liderar al Panathinaikos y acabar con el Madrid (86-97)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lessort, el hombre del mazo, lidera al Panathinaikos para aplastar al Real Madrid (86-97)
Lessort anotó 26 puntos, muchos machacando el aro madridista
Lessort anotó 26 puntos, muchos machacando el aro madridista
AFP
El Real Madrid ha visto rota su imbatilidad como local ante un Panathinaikos que jugó a lo que suele jugar el equipo blanco, con una defensa agresiva y una velocidad endiablada para correr a toda cancha. El segundo cuarto fue clave para la victoria de los griegos, donde el hombre del mazo, Mathias Lessort, fue un tormento imparable.

Un mes después regresaba el Madrid a su casa del Wizink Center. Lo hacía tras haber ganado la Copa del Rey al Barcelona en Málaga. Y con el objetivo de dejarle claro a un muy mejorado Panathinaikos quién mandaba en la Euroliga. 

Desde el salto inicial, salvo el 0-4 de salida, ese parecía el cuadro de Chus Mateo, que le endosó un 8-0 y llegó a escaparse de 9 (22-13) con un enorme Yabusele.

Pero en el segundo cuarto todo cambió. Del 24-18 con el que comenzó se pasó a un 0-7 que no hizo más que mostrar la seriedad defensiva de un Pao que ya no bajó el pistón. Se hinchó de robar balones, Lessort machacó el aro 'tropecientas' veces, Nunn también estaba on fire y ni los tiempos muertos ni los triples cambios surtían efecto. Nada pudo frenar el festival de los atenienses. El 12-27 de esos 10 minutos habla por sí solo de su aplastante superioridad.

Una reacción incompleta

Aun así, con 36-45 aún había tiempo para reaccionar. Sólo necesitaba el Madrid reiniciarse. Fue volver a la cancha y voltear el electrónico en un abrir y cerrar de ojos (52-50). Donde las dan las toman... pero de nuevo el Panathinaikos encontró cómo meterle mano al líder y acabó el tercer cuarto con un 9-17 que les hizo entrar al último asalto con 6 de ventaja (61-67). 

De nuevo las fuerzas se equilibraron y durante varios minutos la diferencia fue mínima, aunque siempre a favor de los griegos... hasta que con 74-75 sumaron un 0-8 que ya fue definitivo. La distancia llegó a ser de 12 para quedarse finalmente en el 86-97 con el que los blancos pierden su quinto partido del curso, el segundo consecutivo, el primero como anfitrión, se quedan sin el pase matemático a los playoffs y, sobre todo, reciben un serio aviso de que ha vuelto el gran Panathinaikos.

Centro de estadísticas del Real Madrid-Panathinaikos en Flashscore.