El Valencia consigue la tercera (75-66) ante un Maccabi que vive sus momentos más duros

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El Valencia consigue la tercera (75-66) ante un Maccabi que vive sus momentos más duros
Los jugadores de Valencia y Maccabi guardan un minuto de silencio antes del partido
Los jugadores de Valencia y Maccabi guardan un minuto de silencio antes del partido
Profimedia
Las fuertes medidas de seguridad marcaron el partido. Antes del inicio se guardó un respetuoso minuto de silencio en la Fuente de San Luis. Las circunstancias que rodean al encuentro provocaron una entrada más floja de lo habitual. En el pitido inicial había poco más de 1.000 personas. Después, la cancha se fue llenando.

En momentos como los que se están viviendo actualmente en Israel el deporte es lo de menos. Pero también es cierto que esta batalla no la pueden ganar los terroristas, por lo que la vida y el baloncesto deben seguir. ¿Se debería haber jugado este partido? Hay opiniones para todos los gustos.

Lo cierto es que eñ Maccabi se presentó en Valencia sin saber dónde va a jugar sus próximos partidos como local, si bien todo hace indicar que será en Chipre. Con la cabeza como es lógico en otros asuntos más importantes, los hebreos hicieron un partido irregular.

El Valencia Basket, en cambio, está en un momento dulce. Ha arrancado la Euroliga como una moto y ya acumula tres victorias y cero derrotas. Dominó en los cuatro cuartos y tuvo el acompañamiento de un gran Bradon Davies en los minutos finales, tanto en ataque como en defensa, para amarrar el triunfo. 

Los 10 puntos del ex jugador de Barcelona u Olimpia Milano supusieron la segunda mejor anotación de su equipo, junto a idénticas cifras de Víctor Claver, por detrás de las 11 unidades de Damien Inglis. En un choque con un tanteador bajo, los de Mumbrú supieron marcar las diferencias en los momentos clave.

Brown no tuvo su mejor día

En el Maccabi Lorenzo Brown salió de la Fonteta con 13 puntos y 11 asistencias. Guarismos notables que contrastan con unos inusuales porcentajes de tiro. Uno de seis en tiros de dos y dos de seis en triples. El más destacado de los macabeos fue Bonzie Colson que acabó con 20 puntos y siempre estuvo remando para acortar las arrancadas de los valencianos.