Naomi Osaka derrota a Korpatsch en su primer partido en Brisbane

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Naomi Osaka derrota a Korpatsch en su primer partido en Brisbane
Osaka en acción en Brisbane
Osaka en acción en Brisbane
AFP
Naomi Osaka, ex número uno del mundo y madre primeriza, dijo el lunes que estaba orgullosa de haber ganado su primer partido tras una larga pausa, admitiendo que había estado "muy nerviosa".

La jugadora de 26 años estuvo en la pista del Brisbane International durante una hora y 47 minutos antes de imponerse a la alemana Tamara Korpatsch por 6-3, 7-6 (11/9) en el Pat Rafter Arena.

" Osaka, cuatro veces campeona de Grand Slam, se alejó del tenis en septiembre de 2022, alegando problemas de salud mental.

"Creo que es mejor tener partidos más duros pronto porque me entrenará para lo que viene".

"Sé que todos los rivales con los que juego no son fáciles de todos modos, así que sería muy 'exagerado' por mi parte pensar que mi primer partido sería una victoria por 6-1 y 6-1".

"Ahora que recuerdo el partido, estoy muy orgullosa de mí misma. Siento que jugué a un nivel bastante bueno".

Tras dar a luz a una niña en julio, Osaka redescubrió su amor por el deporte y decidió regresar para la temporada 2024.

Parecía que nunca había estado ausente cuando rompió el saque de Korpatsch en el primer juego y, a continuación, rompió una vez más para llevarse el primer set con relativa comodidad.

Pero la historia cambió en el segundo set, cuando Korpatsch se levantó y Osaka empezó a sentir la presión.

Korpatsch rompió el servicio de Osaka para comenzar el segundo set y, aunque la estrella japonesa volvió a quebrar de inmediato, ya no estaba tan asentada contra la tenaz alemana.

Osaka rompió una vez más su servicio y se puso con 5-4 en el marcador, pero Korpatsch se lo volvió a romper y el partido se fue al tie-break, donde ambas jugadoras tuvieron sus oportunidades.

Osaka desperdició dos bolas de partido y Korpatsch dos bolas de set antes de que Osaka se impusiera en su tercera oportunidad con un potente derechazo en la línea.

Osaka declaró en la pista que la maternidad había cambiado su visión del juego, y que anteriormente se había sentido demasiado aislada de los aficionados y de sus compañeras.

"Los dos últimos años que jugué antes de tener a mi hija no devolví todo el cariño que me dieron", declaró.

"Así que siento que eso es lo que quiero hacer en este capítulo. Agradezco mucho que la gente venga a animarme".

"Diría que ella (su hija) me ha ayudado a madurar tan rápido", añadió Osaka.

"Fuera de la pista soy más consciente de la gente y la aprecio mucho más, incluso a mis rivales y todo lo demás".