Naomi Osaka regresa a los Juegos Olímpicos de París y a los Grand Slam

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Naomi Osaka regresa a los Juegos Olímpicos de París y a los Grand Slam
Osaka está lista para volver al tenis
Osaka está lista para volver al tenis
Profimedia
Una "nerviosa" Naomi Osaka (26 años) se ha marcado como objetivo una plaza en los Juegos Olímpicos de París del año que viene y más títulos de Grand Slam tras su esperado regreso al tenis.

La ex número uno del mundo regresará a la competición en el Brisbane International a finales de mes, después de no haber jugado desde septiembre de 2022.

La cuatro veces campeona de Grand Slam dio a luz a su hija Shai en julio y también ha luchado con su salud mental y las presiones del tenis.

Osaka declaró a la cadena japonesa NHK que se siente "nerviosa y también feliz y emocionada" mientras se prepara para su regreso.

Y Osaka, que encendió el pebetero para inaugurar los Juegos Olímpicos de Tokio de 2021, aplazados por la pandemia, espera que su regreso la lleve hasta los Juegos de París del próximo verano.

"En el primer capítulo de mi tenis como que me escapé siendo yo misma y jugando con mis instintos", dijo.

"Creo que quiero ser alguien que entienda mucho más el juego.

"Definitivamente, quiero ganar más Grand Slams y supongo que dedicar más tiempo al Abierto de Francia y a Wimbledon, y jugar los Juegos Olímpicos de París", añadió.

Osaka, que jugó con Japón en los Juegos de Tokio, donde la mayoría de los espectadores tenían prohibido el acceso a causa del Covid, perdió en sets corridos en la tercera ronda contra la checa Marketa Vondrousova.

Ha ganado cuatro grandes títulos, triunfando en los Abiertos de Australia de 2019 y 2021, y ganando el Abierto de Estados Unidos en 2018 y 2020.

Osaka hará su regreso al tenis de Grand Slam en el Abierto de Australia en enero y dice que tendrá una mentalidad diferente ahora que es madre.

"Nunca he sido una persona que sea realmente buena jugando para mí misma, si eso tiene sentido", dijo.

"Así que me gusta la sensación de tener la responsabilidad de cuidar de Shai y de querer mostrarla al mundo.

"Me siento más como si jugara para ella".