Memphis Depay, la esperanza sin minutos en el Barça de los Países Bajos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Memphis Depay, la esperanza sin minutos en el Barça de los Países Bajos

Memphis Depay pretende resurgir con los Países Bajos
Memphis Depay pretende resurgir con los Países BajosAFP
Primero jugó media hora, luego una mitad entera, después fue titular una hora y, por fin, marcó el sábado ante Estados Unidos. ¿Continuará Memphis Depay su línea ascendente en el Mundial? La respuesta, el viernes ante Argentina en cuartos de final.

"Para ser campeones del mundo, necesitamos a Memphis", no ha ocultado durante la fase de grupos el seleccionador Louis Van Gaal sobre cuánto necesita su equipo que este inspirado el atacante del FC Barcelona, que en el club catalán jugó poco esta temporada por la competencia y por una lesión en el muslo izquierdo.

"Sienta bien volver a jugar todos estos minutos y también volver a marcar", saboreó Depay después del partido del sábado ganado 3-1 ante Estados Unidos en octavos de final.

Además de la eclosión de Cody Gakpo, una de las revelaciones de esta primera parte del torneo con sus tres goles marcados en la fase de grupos, el regreso de Depay ilusiona a los neerlandeses en ataque.

A su llegada a Catar, Países Bajos parecía apoyarse especialmente en su defensa, pero Depay, a sus 28 años, ofrece una nueva dimensión ofensiva al equipo si está inspirado.

El tanto número 43 de su cuenta particular con la selección sirvió el sábado para abrir el marcador ante Estados Unidos y allanar el camino. Se convirtió además en el segundo máximo anotador de la selección neerlandesa, por detrás de Robin Van Persie. Un dato muy significativo para un jugador nacido en el país de Dennis Bergkamp, Ruud Van Nistelrooy o Marco Van Basten.

Otro argumento importante para Depay es su experiencia: con Daley Blind (también goleador el sábado) y Stefan De Vrij es el único 'superviviente' del Mundial-2014, en el que Países Bajos llegó a semifinales, donde precisamente les cortó el paso Argentina.

Acompañó entonces a los franceses Paul Pogba y Raphael Varane en el podio de las revelaciones del torneo. Países Bajos no llegó a clasificarse para Rusia-2018.

 Partido completo 

La llegada de Depay al torneo no ha sido la ideal.

En el FC Barcelona ya no es titular, una situación que se perfiló ya desde la pretemporada, cuando el equipo azulgrana fichó al polaco Robert Lewandowski y al brasileño Raphinha, además de renovar al francés Ousmane Dembélé.

Esto le recuerda lo que vivió en el Manchester United. Después, en el Lyon, sí pudo reivindicar más su talento, lo que le abrió las puertas el Camp Nou.

Pero mentalmente, Depay no se rinde. Su entrada en juego en el primer partido ante Senegal (con el marcador entonces 0-0) dio señales de esperanza. Fue un disparo suyo el que llevó directamente al gol de Davy Klaassen en el descuento.

El sábado ante Estados Unidos no todo fue perfecto.

Depay perdió el balón que luego permitió el gol estadounidense y desperdició varias ocasiones (9, 21). Fue luego sustituido en el minuto 83, tras hacer un partido muy completo.

En su gol evidenció su olfato para situarse en el lugar adecuado y deshacerse de la defensa rival. Recibió en posición ideal el centro del mejor jugador del partido, Denzel Dumfries.

Depay envió entre los tres palos tres de cuatro intentos y multiplicó su presencia en ataque. Dos minutos antes de ser cambiado, el tercer gol neerlandés vino gracias a su buen trabajo en la izquierda del área y a sus dominio técnico para conservar el balón.

La victoria ante Estados Unidos parece dejar definitivamente atrás las disensiones en el seno del vestuario, nacidas de una declaración de Depay. Después del primer partido dijo que prefería jugar con Steven Bergwijn, "que mantiene mejor el balón", que con Gakpo.

"Todo el mundo tiene una opinión, especialmente en los Países Bajos", ironizó el seleccionador Van Gaal.