Lucas Pérez, el fichaje romántico del mercado: "A mí el dinero no me mueve"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lucas Pérez, el fichaje romántico del mercado: "A mí el dinero no me mueve"

Lucas Pérez, feliz por volver
Lucas Pérez, feliz por volver@rcdeportivo
El delantero gallego fue presentado en el club de sus amores, el Deportivo de la Coruña, y explicó por qué ha dejado de jugar en la élite para competir en la categoría de bronce del fútbol español.

Lucas Pérez protagoniza la historia más sentimental del mercado de fichajes. El atacante ha pagado cerca de medio millón de euros al Cádiz para que pueda salir de la Tacita de Plata y volver al equipo que tanto ama. La cantidad restante, que es similar a la depositada por el jugador para así llegar a la cláusula de rescisión, la ha puesto el equipo que actualmente compite en la Primera RFEF.

Unas 7.000 personas acudieron a Riazor para ver en directo la presentación del movimiento más mediático del club de los últimos años. El propio club compara esta escena con la que se vivieron, en contextos muy diferentes, con Bebeto o Rivaldo en su día y, más recientemente, con Guardado. Cabe recordar que este último se incorporó a la disciplina gallega en 2007, hace ya más de 15 años.

"Estoy muy feliz de estar aquí y de volver. Vengo a una situación compleja y al proyecto más difícil de mi carrera. Quiero ayudar al club a regresar al fútbol profesional y eso es lo que intentaremos. A mí el dinero no me mueve y no me gusta hablar de eso. Me siento vacío. Nunca pensé que se daría de esta forma, pero ya está. Ojalá que el Deportivo pueda aprovecharse de mis últimos años de carrera. Yo vengo aquí para crecer. Sé que tengo presión y la quiero, pero calma", incidió el ariete.

También explicó cómo se fraguó este movimiento: "Es una historia muy larga y todo comienza con una barbacoa en la que estaba Manuel Vizcaíno, el presidente del Cádiz. Todo empezó con una pequeña broma, cuando le dije de jugar el playoff. Él siempre me hizo ver que me quería renovar. En verano no se dio porque entendía cuál era la situación del club, pero en Navidad se vio que había una pequeña posibilidad y, entre todos, logramos que me abriera la puerta de salida".

"Yo quiero que este alboroto se acabe cuanto antes para que podamos centrarnos en el verde. Yo no soy ninguna estrella, yo soy Lucas. Lo que quiero es ser feliz y jugar aquí en mi casa. Por diferentes circunstancias no se pudo dar, pero ya estoy aquí. Que venga gente me hace mucha ilusión, pero quiero que se contagie al equipo y vaya para el campo. Yo no vengo aquí para salvar a nadie, yo vengo a ayudar. No penséis que ya vamos a ascender, igual que si viniera Messi", comentó el ex del Elche en rueda de prensa.

Lucas Pérez, que reconoció que no se ata a los contratos, volvió a hablar sobre su relación con Vizcaíno: "No presionaba, yo solo contaba mis inquietudes y lo que quería. Él me estaba intentando convencer de que me quedara hasta el mismo día 31. He hablado con él antes del primer entrenamiento y me ha dicho que quiere la primera camiseta firmada. Yo le he comentado que invito a una mariscada si se salvan y ascendemos, pero en ningún momento nos hemos peleado. Yo solo puedo estar agradecido".