Los clubes no paralizarán LaLiga y hablarán con el Gobierno sobre la Ley del Deporte

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Los clubes no paralizarán LaLiga y hablarán con el Gobierno sobre la Ley del Deporte
Los clubes no paralizarán LaLiga y hablarán con el Gobierno sobre la Ley del Deporte
Los clubes no paralizarán LaLiga y hablarán con el Gobierno sobre la Ley del Deporte
AFP
De momento no habrá ninguna medida radical de protesta por parte de los clubes de LaLiga después de la retirada de algunos puntos ya pactados en la nueva Ley del Deporte. Se habló entre los dirigentes de paralizar la competición, pero finalmente se ha impuesto la vía del diálogo.

Representantes de LaLiga, con Javier Tebas y miembros de la Comisión Delegada al frente, se han reunido durante más de hora y media con el ministro de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, y con el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco. En la mesa, los cambios por parte del Gobierno español de algunos puntos pactados con anterioridad sobre la Ley del Deporte.  

El principal, el de la retirada de la protección por la creación de una Superliga cerrada, como es la pretensión del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y del del Barcelona, Joan Laporta. La nueva redacción permite, pues, la aparición de nuevas competiciones que suponen, entienden el resto de clubes, una grave amenaza para su viabilidad futura. 

"Entendemos necesario que nuestro modelo de negocio, que se lleva desarrollando en los últimos años, un modelo de éxito a nivel nacional e internacional, no se vea perjudicado por este proyecto de Ley", ha explicado Quico Catalán, presidente del Levante, quien ha añadido que "si tenemos que tomar algún tipo de solución en el futuro, ya veremos". 

En este sentido también se ha sincerado Pepe Castro, presidente del Sevilla. "El ministro va a estudiarlo con calma y va a intentar resolver lo mejor para el fútbol profesional. Hemos demostrado que en los últimos años hemos creado una de las ligas más potentes del mundo, y por tanto lo que no se puede poner en una ley es impedimentos para que siga creciendo". 

Habrá que esperar, después de este encuentro, a las gestiones que realicen los dirigientes políticos en los próximos días. La amenaza de huelga está parada, pero no descartada de cara al futuro.