Lluvia de felicidad en Mestalla contra un Betis resignado tras otra expulsión (3-0)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lluvia de felicidad en Mestalla contra un Betis resignado tras otra expulsión (3-0)
Lluvia de felicidad en Mestalla contra un Betis resignado tras otra expulsión (3-0)
Lluvia de felicidad en Mestalla contra un Betis resignado tras otra expulsión (3-0)
JOSE JORDAN / AFP
Los aficionados de Mestalla vibraron en la segunda mitad gracias a los goles de Almeida, Guillamón y Kluivert, aunque tuvieron que pagar un peaje que no importa tanto cuando el resultado es positivo: las fuerte y continuas precipitaciones.

Con sorpresas en las alineaciones saltaron Valencia y Betis al césped de Mestalla. Manuel Pellegrini decidió confiar en Willian José por la expulsión de Borja Iglesias y premió al joven Juan Cruz tras sus buenas actuaciones, mientras que Gennaro Gattuso optó por darle la titularidad a dos jugadores con un papel secundario hasta la fecha: Nico González y Hugo Duro. Además, superada ya por completo la última lesión, Samu Castillejo -se retiró un poco lastimado- también fue una de las novedades en el conjunto visitante.

El encuentro empezó con bastante ritmo, quizá porque ambos sabían de la importancia de sumar tres puntos en esta última jornada antes del Mundial de Catar. Los locales, más allá del parón y el aspecto anímico, por engancharse al tren europeo; los verdiblancos, por aquello de aprovechar la derrota del Atlético de Madrid en Mallorca y, por qué no, abrir todavía más la brecha respecto al Sevilla (hasta un máximo de 16 puntos).

Un partido abierto

Con mucho dinamismo arrancaron los de Gattuso: el zurdo Gayà protagonizó el primer acercamiento con peligro y el diestro Musah, por la banda contraria, el segundo. También fue el norteamericano, presente en el Mundial de Catar una vez confirmada la lista de Estados Unidos, quien puso en aprietos al cuadro verdiblanco hasta en dos ocasiones: el poste, principal enemigo. Todo empezó con una gran presión arriba de los locales, dispuestos a no facilitar la salida de balón de todo un experto como el Betis.

También con argumentos para crear peligro en el área rival, una maravillosa acción combinativa estuvo cerca de traducirse en el 0-1. Sergio Canales, algo desaparecido hasta el momento, controló el timing de forma sublime, se la entregó a Willian José y el delantero -algo egoísta minutos antes- asistió a Juan Cruz, ya dentro del área, en lo que pudo ser el primer tanto del envite. Su remate, tal y como le vino el esférico, se topó con el buen hacer de Giorgi Mamardashvili.

Tras una llegada de los sevillanos al borde del descanso, los ches aprovecharon los espacios y el malagueño Castillejo protagonizó la última acción antes del paso por vestuarios. Rui Silva, obligado a intervenir, se echó al suelo y, con mano firme, rechazó el gol valencianista. El entretiempo no solo sirvió para que los 22 protagonistas pudieran coger algo de oxígeno, sino para que la lluvia siguiera apretando, aunque muy poco le importó a Gattuso el hecho de mojarse. El técnico chileno tiró de un insuficiente chubasquero.

Una falta, una derrota

Otro centro de Gayà, que encontró a Duro dentro del área, estuvo cerca de convertirse en el 1-0 pese al desacertado remate del ex del Getafe. A la hora de juego, los visitantes se quedaron con un jugador menos tras la entrada de Edgar González, que ya estaba amonestado, sobre Samuel Lino, muy cerca de marcar el gol de la jornada al final. La reacción de Pellegrini pasó por introducir a Germán Pezzella, en lugar de Juan Cruz, justo después del golazo de André Almeida de falta directa -en esa fatídica acción-.

Con un Betis necesitado y muchos espacios atrás, el Valencia buscó el de la sentencia lo más pronto posible, aunque Rui Silva mantuvo con vida a los suyos tras una gran acción ante Lino. El portugués se hizo daño en esa jugada y el debut de Dani Martín en este curso, motivado por la ausencia de Claudio Bravo, estuvo -aparentemente- bastante próximo. El luso superó sus molestias y se mantuvo sobre el verde hasta el final, aunque no pudo hacer nada ante la pena máxima que transformó el recién ingresado Hugo Guillamón -infracción de Álex Moreno sobre Justin Kluivert- ni ante el 3-0, obra del neerlandés sin ninguna oposición.

Jugador Flashscore del partido: Samuel Lino.

Consulta todos los datos y las estadísticas del Valencia 1-0 Betis.