La gran oportunidad de Andriy Lunin en su debut en la Champions League

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
La gran oportunidad de Andriy Lunin en su debut en la Champions League
Andriy Lunin pone el balón en juego durante el Real Madrid-Osasuna.
Andriy Lunin pone el balón en juego durante el Real Madrid-Osasuna.
Profimedia
Seguro que el Real Madrid-Shakhtar Donetsk será mucho más que un partido de fútbol para Andriy Lunin (23). Además de debutar en la máxima competición europea, lo hace ante un rival de su país y con el trasfondo de la guerra sobrevolando la contienda. Es una oportunidad para demostrar su valía como guardameta mientras representa a toda Ucrania en el máximo escaparate futbolístico mundial.

Prueba de nivel para el meta ucraniano en el que será su séptimo encuentro defendiendo la portería merengue. Tiene la responsabilidad de ayudar al equipo a mantener la buena marcha en Champions y obtener una victoria que les coloque con nueve puntos de otros tantos posibles. Además, al contrario que en LaLiga, donde los de Ancelotti han encajado en todas sus apariciones, en Europa todavía no han recibido ningún gol y es, en gran medida, cosa de Lunin que eso continúe igual.

Será la primera actuación del ucraniano en el torneo. La lesión en la espalda -ciatalgia- de Thibaut Courtois (30) ha precipitado un debut que ni el propio arquero se esperaba. De sus seis partidos con la camiseta del Real Madrid, tres los ha disputado en LaLiga y tres más en diferentes ediciones de la Copa del Rey. Su balance no es el mejor, puesto que en esas citas tuvo que recoger el balón del fondo de las mallas hasta en siete ocasiones. Una estadística que deberá dejar atrás si quiere demostrar que es un portero llamado a hacer grandes cosas dentro del club merengue.

Entre la emoción y la razón

Si algo se le pide a un portero es que tenga la cabeza fría para reaccionar correctamente cuando la situación lo requiere. Para ello, deberá dejar de lado las emociones que le pueda provocar enfrentarse a un equipo ucraniano. La mejor forma de darle una alegría a sus compatriotas será realizar una gran actuación y dar su mejor nivel. Lo contrario, puede hacerle caer en el olvido e impedirle dar el salto definitivo en su carrera.

También habrá de apartar los fantasmas que le persiguen cuando se mide al Shakhtar. El balance de Lunin ante el equipo más destacado de Ucrania en los últimos años es realmente negativo. En las cinco veces que se ha visto las caras con ellos -todas en su país, jugando para Dnipro y Zorya-, ha encajado nada menos que 13 goles y siempre ha perdido. Sin embargo, el escenario para la Jornada 3 de Champions League es completamente distinto. Está del lado del club de las 14 Copas de Europa y el Santiago Bernabéu jugará a su favor.