La Copa Davis se estrena con una gran entrada, buen tenis y victoria de Australia

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

La Copa Davis se estrena con una gran entrada, buen tenis y victoria de Australia

De Miñaur celebra un punto
De Miñaur celebra un puntoAFP
No fue necesario que se disputara el partido de dobles porque los individuales cayeron del mismo lado (victorias de Jordan Thompson y Álex de Miñaur), pero hubo mucha igualdad en las más de cinco horas.

Flashcore.es pudo vivir en directo el triunfo de Australia sobre Países Bajos en el primer día de la Copa Davis, una eliminatoria que estuvo igualadísima. Arrancó poco antes de las 16:30 horas con un gran encuentro entre los números 84 y 96 del ranking ATP. El Martín Carpena (Málaga) superó los tres cuartos de entrada, aunque hubo un color que predominó sobre cualquier otro: el naranja. Aunque había aficionados neerlandeses por varios puntos del estadio, la mayoría hicieron grupo y dominaron todo un sector -zona baja, muy cerca de la pista- para animar a Tallon Griekspoor y Botic van de Zandschulp.

Los gritos de "Holland, Holland", además de los ánimos a título individual, estuvieron presentes durante las cerca de seis horas de tenis. El australiano Thompson fue de menos a más e incluso claudicó en el primer set tras perder el servicio en dos juegos, si bien poco a poco impuso su ley con éxito. También se aprovechó de la media docena de dobles faltas que cometió su rival, un importante contraste en lo que al saque se refiere porque él ganó 16 puntos a través de esta faceta.

Después de apuntarse el séptimo juego del segundo set, larguísimo porque llegó a haber un total de 19 golpes y porque el neerlandés llegó a gozar de tres bolas para romper el saque, todo parecía encaminado hacia el tiebreak. Finalmente, el representante de Países Bajos falló en su intento por igualar a seis en el segundo set. Perdió el servicio y Australia, después de ganar también, esta vez con mayor fluidez, el tercero y definitivo (6-3), pudo sumar el 1-0 tras casi tres horas de disfrute para los aficionados, la mayoría neutrales.

Todo lo que ocurrió en el primer partido, aquí.

De Miñaur no lo tuvo fácil

El tenista de 23 años no tuvo tanto apoyo del público, aunque de vez en cuando se escuchaba algún grito a su favor, seguramente por sus raíces españoles: su madre nació en Alicante y su padre, además, es uruguayo. Aun así, Países Bajos seguía siendo mayoría y sus hinchas pudieron festejar el primer set, lo que acercaba el empate en la eliminatoria. Con 6-7 a favor y después de no aprovechar tres bolas para romper el break, Van de Zandschulp brindó una gran alegría a los suyos.

El neerlandés, igual que su compañero de selección, estuvo bastante desacertado a la hora de servir (cometió otras seis dobles faltas). Dos de ellas, además, fueron de forma consecutiva, aunque ese juego lo ganó igualmente. No pudo compensarlo vía aces (tres). 31 errores no forzados condenaron al neerlandés, que tampoco logró salvar ningún punto de break (por ocho para Álex).

Álex de Miñaur le dio la vuelta al partido con bastante solvencia, controlando los tiempos y sin sucumbir a la presión de tener el pase a las semifinales a un paso. Ganó el segundo set por 6-3 después de que Botic perdiera el servicio en el primer y en el último juego, pero el verdadero espectáculo llegó en la última manga. Pese al triunfo del australiano (6-4), el tenista de Países Bajos puso de pie a muchos aficionados con puntos de una inmensa calidad, dos de ellos seguidos y cuando no sacaba.

Consulta las estadísticas del segundo encuentro en este enlace.