Karim Benzema, la tormentosa relación con la selección francesa de un goleador de oro

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Karim Benzema, la tormentosa relación con la selección francesa de un goleador de oro
Karim Benzema, la tormentosa relación con la selección francesa de un goleador de oro
Karim Benzema, la tormentosa relación con la selección francesa de un goleador de oro
AFP
Balón de Oro en el apogeo de su carrera, Karim Benzema se perdió por lesión el Mundial de Catar 2022 y este lunes anunció su retirada de la selección nacional, con la que ha tenido una relación tormentosa a lo largo de su exitosa carrera.

En el día en que cumple 35 años, Benzema utilizó las redes sociales para poner el punto y final a la relación convulsa con los 'Bleus': "He escrito mi historia y la nuestra finaliza".

Ha sido un día después del subcampeonato francés, tras caer con Argentina, en Catar 2022, una cita a la que llegó con la misión de reconciliarse definitivamente con la selección tricolor, pero que acabó para él antes incluso de empezar.

Una lesión en un muslo el sábado en un entrenamiento ya en Doha, a tres días del debut de Francia ante Australia, le hizo salir de la lista de Didier Deschamps en el último momento y regresar a España, a las instalaciones del Real Madrid, donde ha vivido sus mayores alegrías.

El infortunio de la lesión de este delantero centro llegó justo en el momento en que Francia comenzaba a idolatrarlo después de haber estado mucho tiempo repudiado por su imagen de chico malo y su implicación en el "caso de la sextape", su recuerdo más sombrío.

La emoción suscitada por su Balón de Oro, el 17 de octubre pasado en París, el primero francés desde Zinédine Zidane en 1998, sonó como un perdón colectivo. Su baja en el Mundial y su retirada de la selección son ahora una despedida.

"Yo digo 'Balón de Oro del pueblo' porque ellos han participado de él, ellos me impulsaron en cada ocasión a pesar de los obstáculos, en todo momento", había explicado el atacante lionés.

Amor y odio

La temporada 2021-2022 de Karim Benzema fue maravillosa: con 44 goles en 46 partidos en su club, el delantero centro llevó al Real Madrid hacia su 35º título liguero y fue uno de los héroes de su 14ª Champions.

Y si eso no bastase, el internacional con 97 partidos con Francia y 37 goles también conquistó un título con los Bleus, la Liga de Naciones, en octubre de 2021.

Pero el calendario de la selección francesa no fue al mismo paso que la trayectoria de Benzema: cuando fue llamado ante la sorpresa general para disputar la Eurocopa en 2021 después de cinco años y medio de ausencia, los Bleus decepcionaron al caer en octavos de final en los penaltis contra Suiza.

Y ahora Benzema llegaba de limpiar su imagen, mucho tiempo salpicada por el caso de la sextape.

En ese asunto, el jugador decidió en junio renunciar a recurrir en el proceso que le opone a Mathieu Valbuena, asumiendo su pena de un año de prisión en suspenso por "complicidad en tentativa de chantaje".

A pesar de una técnica pulida, un estilo de juego altruista y un palmarés de excepción, Benzema ha luchado durante años contra una imagen perfilada por su colección de coches deportivos, su ropa de lujo y sus compañías.

"El mejor" delantero, según Zidane

En octubre de 2015, su detención causó gran revuelo. Quedó apartado de los Bleus durante más de cinco años, desatando distintas opiniones en Francia, dividida entre el amor de sus seguidores y el odio que le profesa una parte del espectro político, en particular la extrema derecha.

Sus declaraciones sobre Didier Deschamps, quien habría, según él, "cedido a la presión de una parte racista de Francia", perseguirían durante tiempo al seleccionador, quien se mostró inflexible hasta mayo de 2021.

Pero Benzema compensó con una actitud irreprochable en el terreno de juego, aceptando ponerse al servicio de Cristiano Ronaldo durante cerca de diez años en el Real Madrid.

La marcha del portugués en 2018 desató el fútbol de Benzema: pasó a ser capitán, fue en dos ocasiones mejor jugador de la Liga, en 2020 y 2022, y cuenta ahora en su palmarés cinco Ligas de Campeones.

"Para mí es el mejor" delantero centro francés de la historia, estimaba la temporada pasada su antiguo entrenador Zidane.

Las cifras hablan en favor de Benzema: desde marzo de 2022 es el máximo goleador francés de la historia con más de 400 goles inscritos como profesional, delante de Thierry Henry.

Pero su recorrido con los Bleus, con los que el sabor ha sido amargo, deja sensación de obra inacabada.