Todos pendiente del Argentina-Francia... y Benzema, entrenando con el Real Madrid

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Todos pendiente del Argentina-Francia... y Benzema, entrenando con el Real Madrid
Benzema, entrenando con el Real Madrid este domingo.
Benzema, entrenando con el Real Madrid este domingo.
Antonio Villalba / Real Madrid
Karim Benzema (34) ha sido uno de los nombres propios en las últimas horas por la posibilidad de que viajase a Catar para vivir in situ la final del que tendría que haber sido su Mundial. Sin embargo, el delantero del Real Madrid lo verá desde su casa.

Señala L'Equipe que la relación entre Didier Deschamps y el Mejor Jugador del Mundo en 2022, Karim Benzema, vuelve a estar rota. El seleccionador no quiso que el delantero se recuperase de su lesión muscular en la concentración de Catar y el madridista se vio obligado a marcharse a pesar de que las previsiones apuntaban a una recuperación para las rondas eliminatorias. 

Desde entonces no ha habido contacto alguno entre jugador y entrenador o cuerpo médico. Incluso a Deschamps, cada vez que se le ha preguntado por él, se le ha visto tenso, con el gesto torcido. Los enigmáticos mensajes en redes sociales de Karim estos días previos tampoco han ayudado a aclarar qué pasó para que, de nuevo, la situación se haya tensado. 

Hay quien señala que este nuevo distanciamiento viene desde la gala del Balón de Oro cuando el jugador no mencionó a DD en sus agradecimientos. 

Aunque este mismo domingo sí que ha mostrado su apoyo en su perfil de Instagram a sus compañeros y selección. 

En todo caso, Benzema tenía libertad para acompañar a otros lesionados que se perdieron el Mundial, como Nkunku o Pogba, a la final junto al presidente de la República y otros ilustres campeones franceses de épocas anteriores. Su club no le ponía pegas si su decisión era viajar. 

Sin embargo, el de Lyon lo tenía muy claro. Su sitio ya no estaba con Francia sino en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, donde se entrena con normalidad desde hace ya una semana, tal y como ha hecho este domingo.