La millonaria oferta de la LIV Golf a Jon Rahm, a punto de ser aceptada por el golfista español

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
OFICIAL | El español Jon Rahm se une al circuito saudita LIV Golf
Actualizado
Jon Rahm, a punto de aceptar la oferta millonaria de LIV Golf
Jon Rahm, a punto de aceptar la oferta millonaria de LIV Golf
Profimedia
El español Jon Rahm (29), vigente campeón del Masters de Augusta, ha cerrado su fichaje por el circuito saudita LIV Golf a cambio de uno de los mayores contratos de la historia del deporte. Él mismo lo ha confirmado.

El exnúmero uno mundial, de 29 años, abandona así los circuitos tradicionales PGA (estadounidense) y DP World Tour (europeo) en un movimiento de consecuencias inciertas para las actuales negociaciones de estas organizaciones para sellar la paz definitiva con LIV.

De acuerdo con la cadena ESPN, el acuerdo de Rahm con LIV se extiende por más de tres años a cambio de más de 300 millones de dólares e incluiría una participación accionarial en un nuevo equipo de la competición saudita.

Sin la beligerancia de compañeros como Rory McIlroy, el actual número tres mundial expresó en numerosas ocasiones su negativa a sumarse al proyecto de LIV Golf, cuyos críticos consideran uno de los vehículos de lavado de imagen del régimen de Riad a través del deporte.

La marcha del golfista vasco, ganador de 11 torneos de PGA, dos de ellos 'Majors' (Masters de 2023 y Abierto de EEUU de 2021), profundiza en la incertidumbre que se vive en el mundo del golf desde la puesta en marcha de LIV en 2022.

Con sus contratos garantizados, las mayores bolsas de premios y torneos acortados a tres días, la competencia saudita ha atraído ya a una docena de campeones de torneos de Grand Slam, incluidos dos de esta temporada: Rahm (Masters) y Brooks Koepka (Campeonato de la PGA).

Otras estrellas que firmaron por LIV

LIV también cuenta en sus filas con el estadounidense Phil Mickelson, ganador de seis 'Majors', y figuras latinoamericanas como los chilenos Joaquín Niemann y Mito Pereira y los mexicanos Abraham Ancer y Carlos Ortiz.

En un primer momento, la PGA trató de frenar la sangría de bajas con una batalla judicial y otra de desprestigio público contra LIV, que cuenta con los recursos del poderoso Fondo de Inversión Pública Saudita (PIF).

Sin embargo, a mediados de año el comisionado de PGA, Jay Monahan, negoció en secreto un principio de acuerdo para una fusión de su organización y del DP World Tour con LIV que debería concretarse antes del próximo 31 de diciembre.

"No podemos competir con un gobierno extranjero con dinero ilimitado", dijo entonces Monahan a sus empleados.

La semana pasada, Tiger Woods, miembro de la junta directiva de la PGA que debe aprobar el acuerdo, se mostró confiado en que todas las partes llegarán a un arreglo antes de final de año.

Woods es la gran figura que se mantiene leal a la PGA después de que en 2022 rechazara una oferta de entre 700 y 800 millones de dólares para sumarse a LIV, según dijo su entonces director ejecutivo, el exgolfista Greg Norman.