Gerard Piqué se despide del Camp Nou: "A veces querer es dejar marchar. Volveré"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Gerard Piqué se despide del Camp Nou: "A veces querer es dejar marchar. Volveré"
Gerard Piqué se despide del Camp Nou: "A veces querer es dejar marchar. Volveré"
Gerard Piqué se despide del Camp Nou: "A veces querer es dejar marchar. Volveré"
AFP
Al finalizar el partido ante el Almería, Gerard Piqué recibió un sentido homenaje del barcelonismo. Sus compañeros le mantearon, luego dio una vuelta de honor al estadio, se emocionó desde el centro del campo viendo un vídeo con sus mejores imágenes para, a continuación, tomar la palabra. "En la vida, a veces, querer es dejar marchar".

Le salieron del corazón. Las tenía pensadas, seguro, pero las palabras, entre lágrimas, brotaron de lo más profundo de su ser, de esa sangre azulgrana que le inyectó su abuelo, Amador Bernabeu, que llegó a ser vicepresidente del Barcelona.

"Creo que era el momento de dejarnos un espacio, de darnos aire", dijo Piqué para justificar su adiós después de haber dado las gracias a compañeros, técnicos y empleados del club. Incluso a la Junta Directiva, levemente pitada durante el discurso. 

Manteo a Gerard Piqué
AFP

Pero el todavía jugador del Barça prometió que no iba a ser un adiós definitivo. "Esta no es una despedida. En su momento decidí que debíamos dejarnos espacio y me marché (al Manchester United), me fui y volví. Estoy convencido de que en un futuro volveré a estar aquí"

Sus últimas palabras al barcelonismo fueron un recuerdo para su retirado abuelo. "Mi abuelo me trajo, nací aquí y moriré aquí. ¡Visca el Barça por siempre!".