Italia se cuelga el bronce en la Liga de Naciones frente a Países Bajos (3-2)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Italia se cuelga el bronce en la Liga de Naciones frente a Países Bajos (3-2)
Frattesi celebra con sus compañeros su gol ante Países Bajos
Frattesi celebra con sus compañeros su gol ante Países Bajos
AFP
Italia ganó 3-2 al anfitrión, Países Bajos, este domingo en el partido por el tercer puesto de la Liga de Naciones de la UEFA, disputado antes de la final entre España y Croacia.

Los goles de Federico Dimarco (6), Davide Frattesi (20) y Federico Chiesa (72) dieron el bronce a Italia, pese a los goles de Steven Bergwjin (68) y Georginio Wijnaldum (89).

Los italianos, que cayeron en la semifinal 2-1 contra España el jueves, dominaron un encuentro flojo en el que tras adelantarse en el marcador, levantaron un muro que no pudo atravesar la selección local en el Twente Stadion de Enschede.

Los hombres de Roberto Mancini se adelantaron pronto cuando Giacomo Raspadori dejó de tacón en el área para el disparo de Dimarco que se coló por la escuadra de la portería neerlandesa (6).

Los locales trataron de reaccionar, pero sin demasiada profundidad y sin lograr encontrar los huecos en el muro que levantó Italia, replegándose para esperar atrás y salir al contraataque.

Un error de la defensa local permitió a Dimarco meter un balón al área, donde tras unos rechaces el balón le cayó a Frattesi sólo en boca de gol para superar al meta Justin Biljow en el mano a mano (20).

Ante una Italia replegada, los locales se hicieron con el balón, pero fueron incapaces de llegar con auténtico peligro a los dominios de Gianluigi Donnarumma.

La mejor y prácticamente única ocasión clara de la Orange en el primer tiempo llegó en una internada de Cody Gakpo, pero su disparo se fue demasiado cruzado (40).

El delantero neerlandés del Liverpool se topó luego con Donnarumma en un disparo a bocajarro (47).

Países Bajos se va arriba

Países Bajos mejoró tras el descanso y los varios cambios llevados a cabo por el Ronald Koeman. Los locales se fueron a presionar arriba la salida de Italia y dieron un punto más de velocidad a la circulación del balón, frente a una Italia que seguía cerrada atrás.

Las entradas de Steven Bergwjin y Wouts Weghorst dieron un nuevo aire a la selección neerlandesa, deseosa de dar una mejor imagen ante su público, tras haber perdido el miércoles la semifinal contra Croacia.

Bergwjin recortó distancias con un tiro cruzado en el área (68) para volver a meter a Países Bajos en el partido.

La alegría local duró poco, ya que Italia, aprovechando un Países Bajos volcado al ataque, llegó en un rápido contraataque de Chiesa que cruzó el balón para hacer el 3-1 (72).

El tercer tanto italiano fue un mazazo, pero los neerlandeses siguieron intentándolo hasta que Wijnaldum hizo el 3-2 (89), que sólo sirvió para poner algo de emoción a los últimos minutos del partido.