Opinión acerca de las similitudes entre el Girona y el Leicester de 2016

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
OPINIÓN | El Girona no es el Leicester, pero se le parece bastante
Once del Girona antes de jugar contra el FC Barcelona
Once del Girona antes de jugar contra el FC Barcelona
PAU BARRENA / AFP
Resulta casi imposible no estudiar las similitudes entre los sorprendentes campeones de la Premier League en 2016 y el equipo revelación de LaLiga en el curso 2023/24.

Al fútbol cada vez le queda menos romanticismo, pero de vez en cuando aparece un 'fallo' en el sistema que nos pone nostálgicos y nos hace olvidar que cualquier tiempo pasado fue mejor. Lo hizo el Oporto de José Mourinho ganando una Champions League en 2004, les imitó el Wolfsburgo arrebatándole una Bundesliga al Bayern en 2009 y lo llevó a otro nivel el Leicester campeón de la Premier League en 2016.

Ahora, en 2023, muchos comenzamos a ver similitudes entre esos héroes inesperados y el Girona de Míchel, líder en solitario de LaLiga tras 16 jornadas. Sobre todo, nos recuerdan la forma en la que el conjunto dirigido por Claudio Ranieri levantó a toda Inglaterra en una de las mayores gestas deportivas de la historia.

El Girona es líder de LaLiga
Flashscore

Y es que, más allá de irnos a la comparación fácil de "equipo pequeño planta cara a los grandes", los gerundenses están siguiendo una senda muy similar a la del Leicester. Resultados, plantilla, estadísticas y sensaciones, hacen pensar que podemos estar ante una nueva cita con algo sin precedentes.

Los albirrojos están manteniendo el pulso a los grandes y ya acumulan más de la mitad de los puntos con los que los 'foxes' alzaron el trofeo de la Premier (41 por 81). Además, hay que hablar del punto de inflexión que supone haber ganado 2-4, con autoridad, a todo un FC Barcelona. Los 'Blues' vivieron ese momento de sentir que podían con cualquiera tras doblegar 1-3 al Manchester City en la jornada 25.

El alma de los dos conjuntos transmite las mismas vibraciones. Pese a caer ante escuadras de mucho nivel antes de la décima fecha (Arsenal y Real Madrid), ambos mantuvieron intacta su garra para continuar al frente de una carrera para la que no eran favoritos.

Parecidos razonables

El Leicester de 2016 se construyó en base a una serie de nombres que pasaron del práctico anonimato a ser icónicos en una temporada. El emblema de aquel elenco de guerreros fue Jamie Vardy, un rubio loco que se hinchó a goles, como está sucediendo en Girona con Artem Dovbyk.

El Leicester hizo leyendas a algunos desconocidos hasta la temporada 2015/16
Profimedia

Otro de los referentes estuvo en la portería con un Kasper Schmeichel que rozaba la treintena, una edad cercana a los 31 del muro Paulo Gazzaniga. El colofón se encuentra en las bandas, con Savio y Tsygankov, dos puñales, igual que Mahrez. Ninguno de ellos es el argelino, pero Riyad tampoco era Mahrez antes de ganar con los 'foxes'.

Las mayores diferencias están en el centro del campo y el banquillo. Los catalanes juegan más, pero no tienen a alguien que destaque tanto como Kanté, el pulmón de aquel Leicester City. En la banda, Míchel frente a Ranieri, el gusto por la pelota contra la eficiencia. Dos formas diferentes de entender la vida, y el fútbol, pero con el mismo fin: soñar.

Miguel Baeza - Editor
Flashscore