Sudamérica arranca el sueño mundialista con el reto de sustituir a la 'vieja guardia'

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Sudamérica arranca el sueño mundialista con el reto de sustituir a la 'vieja guardia'

Messi sigue siendo insustituible en Argentina y en el Inter Miami
Messi sigue siendo insustituible en Argentina y en el Inter MiamiAFP
Las selecciones sudamericanas, con Lionel Messi a la cabeza, inician su camino hacia el Mundial de 2026 con buena parte de las estrellas que brillaron los últimos años en sus filas, debido a que su talento aún no se ha extinguido y hay dificultades para hallar nuevas grandes perlas.

Aunque el fin de su era está cada vez más cerca, la mayoría de figuras como Messi, Di María, Neymar o Arturo Vidal, aún no tienen reemplazos a la vista para el inicio de la clasificación, cuya primera jornada se disputará entre este jueves y el viernes.

Ya destacan en Europa y se perfilan como herederos los argentinos Julián Álvarez y Enzo Fernández, los brasileños Vinicius y Rodrygo, los uruguayos Federico Valverde y Darwin Núñez, y el colombiano Luis Díaz.

Pero son varias las voces de expertos que advierten que su calidad y número no son suficientes para igualar el nivel de sus experimentados y laureados compatriotas, complicando así el recambio generacional.

"Manejan un fútbol más dinámico, más rápido, más simple, (pero) no con tanto talento (...) No van a estar al mismo nivel de quienes se van", dice a la AFP el seleccionador colombiano Jorge Luis Pinto, mundialista con Costa Rica en Brasil-2014.

"Pérdidas muy grandes"

Considerado por muchos el mejor futbolista de la historia, Messi sigue siendo determinante a los 36 años tanto para su nuevo club, el Inter Miami, como para los campeones del mundo.

El técnico Lionel Scaloni convocó a 22 mundialistas para los duelos contra Ecuador y Bolivia, incluidas promesas como Lucas Beltrán, Lucas Esquivel o Alejandro Garnacho, que de momento pocos se animan a comparar con el '10' o su socio, Ángel Di María (35).

Brasil, con Fernando Diniz a la espera de que llegue el italiano Carlo Ancelotti a mediados de 2024, ya no cuenta con el capitán Thiago Silva (38) ni Dani Alves (40), y referentes como Casemiro (31) están lejos de su mejor nivel.

Diniz confía en el irregular Neymar (31), ahora en la liga saudí, y en dos hombres ilustres del Real Madrid, Vinicius Jr y Rodrygo. Pero el talento de la camada actual de la 'Seleção' ha sido cuestionado hasta por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

"Hay pérdidas muy grandes, en todos los países, de jugadores de gran jerarquía y experiencia", dijo a la AFP el técnico y exfutbolista argentino Ricardo Lunari.

"Por el momento, jugadores nuevos como Vinicius, Luis Díaz, Julián Álvarez o Darwin Núñez" son solo "grandes proyectos" con "un buen presente", agrega.

Núñez, en buena racha con el Liverpool, y Valverde son la apuesta de Marcelo Bielsa en Uruguay para pasar el trago amargo del adiós del capitán Diego Godín y las bajas por decisión técnica de Suárez y Cavani, ambos de 36 años.

El "Loco" parece el entrenador más decidido a darle vuelo a una nueva cosecha de futbolistas que pase la página de la Celeste, que se clasificó para los últimos cuatro mundiales.

Pero las ausencias de los goleadores históricos "van a pesar", advierte Pinto.

Falta de nueves

La mayoría de selecciones sudamericanas, que pelearán por seis cupos directos al Mundial y otro más a la repesca, sufren por la falta de nuevos '9' de confianza.

Aunque tiene en Díaz a un extremo fulminante, Colombia extraña la jerarquía de Falcao (37) y la generación que la llevó a Brasil-2014 y Rusia-2018.

Juan Cuadrado (35) y James Rodríguez (32) vuelven a liderar un equipo que se quedó por fuera de Catar justamente por falta de gol.

Algo similar les sucede a equipos que en años pasados tuvieron en un centrodelantero a su mejor carta: Perú con Paolo Guerrero (39) y Bolivia con Marcelo Moreno (36).

El puesto de Enner Valencia (33), héroe del Inter de Brasil en la Libertadores, no está en duda en un Ecuador que a la vez se relame con su cantera, valorizada por el fichaje récord de Moisés Caicedo en la liga inglesa.

Para peruanos, bolivianos y venezolanos el panorama pinta difícil ante la falta de cracks en cualquier posición. Esa situación es compartida por Chile y en menor medida por Paraguay, que se entusiasma con Julio Enciso.

Sin recambio para la generación dorada, campeona de las Copas Américas 2015 y 2016, pero ausente de Rusia y Catar, La Roja aún apuesta por Arturo Vidal y Alexis Sánchez.

"Es muy difícil que con el poco tiempo de trabajo que se tiene en las divisiones inferiores aparezcan grandes figuras. La formación de los jugadores se ha acortado mucho y se han acelerado los tiempos" con el fin de vender a los talentosos a Europa, dice Lunari.